jueves, 29 de noviembre de 2012

HAN BROTADO LAS FLORES DE MIS CACTUS por JORGE CASTAÑEDA.

ESCRITORES PATAGÓNICOS.
 
HAN BROTADO LAS FLORES DE MIS CACTUS
 
 
Han brotado las flores de mis cactus.
Su color de azafrán, su terciopelo,
Y esa fosforescencia anaranjada
Que suma su color a mis momentos
Y alegra la rutina de mis actos.
 
 
Han brotado las flores de mis cactus
Y mi hija no se encuentra para verlos.
 
 
Han brotado las flores de mis cactus
Bellas como corolas en secreto
Y tienen una gracia que engalana
La placidez tranquila de mi huerto.
 
 
Han brotado las flores de mis cactus.
No lo hacen todos los años. Es cierto.
Pero algo ha de tener esta mañana
Para abrir su crisálida de fuego.
¡Oh, dicha del edén y de su pacto!
 
Han brotado las flores de mis cactus
Y mi hija no se encuentra para verlos.
 
Han brotado las flores de mis cactus
Y todo tiene una actitud de rezo:
Mi alma, el jardín, el árbol y la casa,
Y la fugacidad que tiene el tiempo.
 
Han brotado las flores de mis cactus
Y mi hija no se encuentra para verlos.

 
Jorge Castañeda,
escritor y poeta patagónico de Valcheta.
 

 EL POEMA PERTENECE A JORGE CASTAÑEDA Y LAS FOTOS TAMBIÉN, LAS FLORES SON DEL CACTUS DE DON CASTAÑEDA.

lunes, 26 de noviembre de 2012

VOY A HACERTE FELIZ de ANTONIO GALA.

 
 
Voy a hacerte feliz. Sufrirás tanto
que le pondrás mi nombre a la tristeza.
Mal contrastada, en tu balanza empieza
la caricia a valer menos que el llanto.
 
Cuánto me vas a enriquecer y cuánto
te vas a avergonzar de tu pobreza,
cuando aprendas -a solas- qué belleza
tiene la cara amarga del encanto.
 
Para ser tan feliz como yo he sido,
besa la espina, tiembla ante la rosa,
bendice con el labio malherido,
 
juégate entero contra cualquier cosa.
Yo entero me jugué. Ya me he perdido.
Mira si mi venganza es generosa.

 

sábado, 24 de noviembre de 2012

CANTO A LA PAZ, ENTRE RÍOS - LINARES CARDOZO.

BUSCANDO POR INTERNET ENCONTRÉ DE LINARES CARDOZO
ESTOS VERSOS  ESCRITOS ALLÁ POR 1974 (unos cuantos añitos  han pasado)
PERO ES UN PLACER DESCUBRIR ESTAS BELLEZAS.

CANTO A LA PAZ, ENTRE RÍOS

REMOZADA DE RÍO, CANTÁNDOLE A LA VIDA,
AIROSA EN EL BARRANCO ILUMINADA,
COSTERA, LUCHADORA ESPERANZADA,
SE ALZA LA PAZ ¡QUERENCIA BENDECIDA!

VOLANDERA DEL ALMA, REGAZO DE ARROYUELO,
PUESTERA DE MI NORTE, VENTUROSA,
HE VUELTO POR ANDAR SENDAS DICHOSAS
RAMA DE ENSUEÑO EN TU TIMBÓ PLAYERO.

NO ME CULPES LA AUSENCIA ¡ESTOY CONTIGO!
HERMANADO DE FE CON MIS AMIGOS
MI PUENTE NARANJERO, MIS ISLAS, MI PESQUERO
UN LEJANO MILAGRO DE CENCERROS
HUMILDES MUSIQUEROS, BAJADA DE LA CRUZ
Y EL LUCERO PACEÑO HIRIENDO EL CABAYÚ.

RECUERDOS DE LA INFANCIA, CON CIELO DE PALOMAS,
FLUYENTE MANANTIAL DE LO ENTRERRIANO,
LA PAZ, EN EL ABRAZO DEL HERMANO,
MI BANDERA DE AMOR SOBRE LAS LOMAS.

VOLANDERA DEL ALMA, LA PAZ DE MIS AMORES,
PUESTERA DE MI NORTE VENTUROSA,
POR DULCE, POR ETERNA, POR HERMOSA,
EN UN MUNDO DE PAZ ¡SERÁ TU NOMBRE.!

NO ME CULPES LA AUSENCIA ¡ESTOY CONTIGO!
ESENCIA DE TU TIERRA, ¡SOY TU HIJO!,
¡UN FIEL LECHIGUANERO, ENTRERRIANO Y PACEÑO!
BAQUIANO DE LAS MIELES DE MI PUEBLO
¡DEVUÉLVEME EL GURÍ! AQUEL LLENO DE LUZ
QUE SE PERDIÓ SOÑANDO ¡COSTEANDO EL CABAYÚ!

DEVUÉLVEME EL GURÍ, AQUEL LLENO DE LUZ,
QUE SE PERDIÓ SOÑANDO COSTEANDO EL CABAYÚ.

CANTO A LA PAZ  es un homenaje a la cuidad natal de Don LINARES CARDOZO.
LA PAZ ubicada en la confluencia del arroyo Cabayú Cuatiá con el Río Paraná, 171 km de la ciudad de Paraná, capital de la provincia.
Don Linares Cardozo nació un 29 de Octubre de 1920 y este día precisamente, fue declarado por el Gobierno de Entre Ríos como "Día de la Chamarrita Entrerriana".


Hablar de LINARES CARDOZO es hablar de la provincia litoraleña argentina de Entre Ríos, del rescate del de ritmos como chamarritas, tanguitos montieleros y milongas que incluyeron al paisaje, las costumbres y personajes de la provincia, el lenguaje y  la prosa gaucha, incluso en idioma Guaraní.

jueves, 22 de noviembre de 2012

DE LA COPLA NUESTRA DE CADA DÍA DE UN GRANDE DON MARCELO BERBEL.

Gloria fácil, gloria corta, falsa gloria,
sabe andar con la opulencia codo a codo,
llamarada de una estrella fugitiva
cuya luz alumbra mucho y dura poco.
El que da pero se fija si conviene
es mejor que no dé nada, y más le digo,
el buen árbol se brinda silencioso
sin mirar a quién da sobra y abrigo.
Al único ladrón que no condeno
es a aquel que está robándole al paisaje
el color, el perfume y los sonidos,
para darlos después en su mensaje.
No busques la verdad por las penumbras,
camina hacia el naciente, busca el sol,
ten en cuenta que la sombra se proyecta
en contra exactamente de la luz.

Fragmento de "La copla nuestra de cada día" de Marcelo Berbel, Siringa Libros, 1980.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Poema Balada Interior de Federico García Lorca.

El corazón,
Que tenía en la escuela
Donde estuvo pintada
La cartilla primera,
¿Está en ti,
Noche negra?
(Frío, frío,
Como el agua
Del río.)
El primer beso
Que supo a beso y fue
Para mis labios niños
Como la lluvia fresca,
¿Está en ti,
Noche negra?
(Frío, frío
Como el agua
Del río.)
Mi primer verso.
La niña de las trenzas
Que miraba de frente
¿Está en ti,
Noche negra?
(Frío, frío,
Como el agua
Del río,)
Pero mi corazón
Roído de culebras,
El que estuvo colgado
Del árbol de la ciencia,
¿Está en ti,
Noche negra?
(Caliente, caliente,
Como el agua
De la fuente.)
Mi amor errante,
Castillo sin firmeza,
De sombras enmohecidas,
¿Está en ti,
Noche negra?
(Caliente, caliente,
Como el agua
De la fuente.)
¡Oh, gran dolor!
Admites en tu cueva
Nada más que la sombra.
¿Es cierto,
Noche negra?
(Caliente, caliente,
Como el agua
De la fuente.)
¡Oh, corazón perdido!
¡Réquiem aeternam!

Frío frío de Juan Luis Guerra.
Inspiración: Balada Interior de Federico García Lorca.

Tu amor está completamente tierno
forjado de recuerdos
y sin saber es cielo en la ventana
que me abre la mañana
Tu amor me parte en dos el occidente
me clava de repente
y me convierte en masa que se amolda
a una ilusión ardiente
Dime si mastico el verde menta de tu voz
o le pego un parcho al alma
átame al pulgar derecho de tu corazón
y dime como está mi amor en tu amor
Frío, frío como el agua del río
o caliente como agua de la fuente
tibio, tibio como un beso que calla
y se enciende si es que acaso le quieres
Ayayayay....
Tu amor despierta y lava su carita
de rosas me salpica
y sin saber es una vía láctea
que gira y me da vida
Tu amor lo guardo dentro de mis ojos
como una lagrimita
y no los lloro para que no salgan
tus besos de mi vista
Dime si mastico el verde menta de tu voz
o le pego un parcho a mi alma
átame al pulgar derecho de tu corazón
y dime como está mi amor en tu amor
Frío, frío como el agua del río
o caliente como agua de la fuente
tibio, tibio como un beso que calla
y se enciende si es que acaso le quieres
Pudiera ser un farolito
y encender tu luz
(para encender mi luz...)
hasta que quieras tú
Frío, frío como el agua del río
o caliente como agua de la fuente
tibio, tibio como un beso que calla
y se enciende si es que acaso le quieres.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Verdad de Charles Bukowski.

 
Una de las mejores líneas de Lorca
es,
"agonía, siempre
agonía…"
piensa en esto cuando
mates una
cucaracha o
recojas un hoja para
afeitarte
despertando en la mañana
para
enfrentar el
sol.

 

 

domingo, 18 de noviembre de 2012

EN LA VIDA TODO ES IR de Juan Antonio Corretjer y Roy Brown. Canta: Joan Manuel Serrat.


EN LA VIDA TODO ES IR 
de Juan Antonio Corretjer  y  Roy Brown.

EN LA VIDA TODO ES IR

A LO QUE EL TIEMPO DESHACE.

SABE EL HOMBRE DONDE NACE

Y NO DÓNDE VA A MORIR.


El hombre que en la montaña

—por la cruz de algún camino—

oye la voz del destino,

se aleja de su cabaña.

Y prosiguiendo su hazaña

se dirige al porvenir

una esperanza a seguir.

Mas no ha de volver la cara,

pues la vida es senda rara:

EN LA VIDA TODO ES IR.


Miro esa palma que airosa

su corona al sol ostenta

y miro lo que aparenta

la esplendidez de la rosa.

Contemplo la niña hermosa

riendo a lo que le place,

y lo que el viento le hace

a la hoja seca del jobo:

es la vida como un robo

A LO QUE EL TIEMPO DESHACE.


Tuve un hermano que dijo:

—“Cuando salí de Collores...”

Así cantó sus amores

al Valle del que fue hijo.

Una y otra vez maldijo

la gloria que en letras yace,

(y en que su nombre renace)

pues que llegó a comprender

lo poco que es el saber:

SABE EL HOMBRE DONDE NACE.


No hay más. Un solo camino

que se quisiera tomar,

mas la suerte del andar

maltrata y confunde el tino.

Nadie niegue su destino.

Es que ser hombre es seguir

—y un ideal perseguir—

por la vida hacia adelante,

sabiendo lo que fue enante

Y NO DÓNDE VA A MORIR.
Y ESTE POEMA QUE ME GUSTA... ME ENCANTA EN LA VERSIÓN DE JOAN MANUEL
SERRAT.

 

viernes, 16 de noviembre de 2012

Rechazos de Néstor Tkaczek.

 
JAVIER MARÍAS.
Te habrás enterado de que hace unos días el escritor español Javier Marías (1951) rechazó el premio literario de narrativa más importante de su país, el Premio Nacional de Narrativa, otorgado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y con él renunció a ni más ni menos que 20.000 euros. Apenas enterado de su triunfo, el autor de "Mañana en la batalla piensa en mí" convocó a una conferencia para informar de las razones de su rechazo. Descartó de plano una razón política, dijo que cualquiera hubiese sido el gobierno él lo mismo lo rechazaría. "He rechazado toda remuneración que procediera del erario", dijo el escritor. "He dicho en no pocas ocasiones que en el caso de que se me concediera no podría aceptar premio alguno. Ahora que se da el caso, sería aprovechado desdecirme de lo manifestado. Confío en que no se tome mi postura como un feo. Lamento no poder aceptar lo que en otras épocas habría sido motivo de alegría". Luego expresó su deseo de que ese dinero fuera destinado a las bibliotecas públicas.
JEAN PAUL SARTRE.
En el caso de Marías, un escritor que evidentemente no necesita ni de la fama ni del dinero del premio, su negativa tiene mucho de coherencia y por supuesto algo de vanidad, quién lo duda. No es el primer hombre de letras que ha rechazado un premio y su jugoso emolumento, hay ejemplos ilustres a lo largo de la historia literaria. Recuerdo en especial el rechazo del Nobel de literatura por el filósofo y literato Jean Paul Sartre (1905-1980), quien en una carta dirigida a la Academia Sueca unos meses antes de que fuera galardonado en 1964, les advertía que se lo sacara de la postulación y que no se lo concedieran ya que el premio lo pondría en la descortés situación de tener que rechazarlo. Y así fue. Las reacciones en el mundo intelectual francés fueron virulentas, entre los epítetos estaba el de "resentido", ya que para muchos no lo recibió porque se lo habían dado antes a A. Camus. El autor de "La náusea" explicó que el premio en plena Guerra Fría tenía un marcado tinte político y que por ello no quería ser utilizado ni por el capitalismo ni por el comunismo. Aceptarlo hubiese sido perder la libertad de pensamiento que todo intelectual jamás debe perder.
BORIS PASTERNAK.
Una situación diferente fue el del escritor ruso Boris Pasternak (1890-1960). En 1958 se le concede el Nobel por su monumental novela "Doctor Zhivago", obra prohibida en la entonces Unión Soviética. Pasternak agradeció profundamente a la Academia Sueca tal premio; pero días después, presionado por el gobierno, tuvo que rechazarlo contra su voluntad en otra misiva: "Considerando el significado que este premio ha tomado en la sociedad a la que pertenezco, debo rechazar este premio inmerecido que se me ha concedido. Por favor, no tomen esto a mal". Veintinueve años después de su muerte, su hijo cumplió la íntima voluntad de su padre y recibió en su nombre el Premio Nobel de Literatura de 1958.
RODRIGO REY ROSA.
Hay otros casos menos ilustres como el del escritor guatemalteco Rodrigo Rey Rosa, quien rechazó el Premio Nacional de Literatura y pidió que el dinero se utilice para la creación de un premio destinado a los literatos indígenas. También en Argentina un intelectual con todas las letras como fue David Viñas renunció en 1991 a los veinticinco mil dólares de la Beca Guggenheim como un homenaje a sus hijos desaparecidos. Ambas decisiones fueron polémicas y suscitaron opiniones no siempre desinteresadas. Por lo pronto, sepan que si este cronista obtiene la sortija de algún calesita de premio, no piensa rechazarlo.
DAVID VIÑAS.
 
NOTA DE RINCÓN BARDA SUREÑA:
El siguiente artículo de Néstor Tkaczek fue publicado en la columna Palimpsestos del diario "Río Negro" (edición Nro. 23085), jueves 15 de noviembre de 2012,  página 43.
Las fotos ilustrativas pura ocurrencias mías.
Y la coincidencia con el autor de manera total del final del mismo.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

MESA SERVIDA de MARIANO GIAMMONA.


VA OTRO CUENTO IMPERDIBLE DEL ESCRITOR PATAGÓNICO DON MARIANO GIAMMONA PARA USTEDES. ¡QUE LO DISFRUTEN!



MESA SERVIDA.

Eran Los últimos días de agosto del año 1989.

La helada que había caído en las horas previas a la salida del sol ya se había levantado y estaba el piso muy húmedo a causa de ella, pero en compensación la jornada se presentaba espléndida con el cielo totalmente despejado y una temperatura  realmente agradable para esa época del año tan  cercana a la primavera.

El puestero parece que se había levantado “alunado” porque pocas palabras decía, y recién después de almuerzo dio rienda suelta a sus charlas.

Hace unos veinte días atrás, después que vos te fuiste, -comentó-, seguí a un puma con los perros…; lo  “empacaron” como a una legua de aquí.

Aja…y? lo mataste? –pregunté-.

No, comentó orgulloso… lo agarré vivo. Suerte, viste porque me lo pagan como seiscientos o setecientos dólares.

Y quien ché? Y para que lo quieren, si es que se puede saber?, Porque eso está prohibido, no se si estás enterado?

Lo quieren  para un coto de caza cerca de Santa Rosa –contestó suelto de cuerpo-.

Contame  como hiciste y como hacen ellos para llevarlo y para que no se les escape en el coto?  –curioso seguí indagando-.

Bueno, mirá es fácil. Yo tenía el cuchillo, el revólver, el lazo de cuatro,  uno trenzado  y varias piolitas que siempre las tengo a manos por las dudas. El bicharraco estaba en un limpio y se prestaba para que pudiera enlazarlo, así que me animé. Quedó enlazado del cogote y amarrado a un piquillín, después con el otro lazo de las patas lo dejé como cuerda de guitarra. Le puse la inyección y me lo cargue al hombro para llevarlo cerca de una picada y  dejarlo atado con el collar y la cadena para enseñarle a comer. Hasta allí lo mío –dijo-.

Pará, pará, -lo interrumpí-, de que inyección me hablas y que es eso de “enseñarle” a comer, mirá si no va a saber el pobre animal!!

Nada de “pobre” que bastante daño hace, que si te descuidás se le anima hasta a las vacas.  A comer hay que enseñarle, porque el solo come lo que caza, y más si te ve que se lo arrimás vos. Yo le tiro alguna martineta viva, o algún piche, sea con el ala o una pata quebrada para que el se los cace y así toma confianza…, cuando se acostumbra ya no hay problemas. La inyección es ésta –me mostró-, sacando de una riñonera una jeringa sin aguja  cargada con un líquido amarillento. Es un somnífero, lo pones y en cinco minutos te lo cargas al hombro –sonreía-.

Los del coto te avisan y lo vienen a buscar, es así no? – inquieto yo quería saber-.

No, esos ni aparecen, hay mucha gente involucrada en esto. Viene  un tipo que lo lleva disimuladamente en auto.

Como en auto?, en camioneta dirás…

No en auto, y en uno último modelo para no llamar la atención...

Y ??, dále seguí, no me dejes con la intriga.

Bueno, te cuento de un tiro, porque sino me vas a volver loco: el más corajudo lo lleva en la parte de atrás entre los dos asientos en el piso, tapado con una manta. Obvio le ponemos una dosis reforzada del somnífero antes de salir, el ya tiene el tiempo calculado y si ve que empieza a moverse o a runruniar, le pone algún centímetro más y listo; el otro que sabe venir no se anima,  y trae una jaula en la que lo metemos cabeza abajo tomándolo de las patas, después se pone sobre el asiento y siempre va tapado por la manta.

Ya en el coto, lo atan,  pero con dos cadenas,  una a cada lado que las dejan flojas así puede moverse algún metro para adelante y para atrás. Allí le dan de comer capón o alguna  oveja vieja…, agua no le dan. Cuando calculan que tiene mucha sed, lo toman –por lados opuestos-,  uno de cada cadena  y lo llevan medio a la rastra hasta el tajamar que no está muy lejos  y lo dejan  tomar. Después ya se acostumbra y no hace falta arrastrarlo.   Muchos días antes que llegue el héroe, que se supone es el cazador que llega del exterior, le avisan al campo los de Buenos Aires, y los puesteros dejan de darle de comer. Para esto ya el tipo sabe de memoria el camino al charco.

El extranjero que los contrató, llega a Buenos Aires…, los están esperando un señor y una señorita elegantemente vestidos y perfumados. Ya en  el hotel cinco estrellas, la chica se queda para ponerlo en órbita sobre la Ciudad, obviamente se hace la simpática -o la sensual –como quieras…, 

en la habitación  se descuenta que hay dos botellas de champagne bien helado en un balde de plata!!.

Una vez descansado, a los dos o tres días lo embarcan en Aeroparque, la chica lo despide antes de hacer el check in, y en una hora lo reciben en Santa Rosa en una flamante 4x4 con destino a la Estancia.

La primer noche lo hacen apostar y por supuesto después de cuatro o cinco horas y muy muerto de frío, lo llevan a dormir.

Si no bajó anoche, seguro hoy va a ser el día, vamos a ir temprano apenas anochezca, -comentaban en la mesa-.

Hacía ya muchos días que estando avisados, los paisanos le habían dado medio capón que previamente habían puesto en sal desde hacía una semana. Agua ni por asomo...

En esa segunda noche, y ya con los ojos entrecerrados por el sueño, el “cazador” ve acercarse suavemente al “león”, quien despojado de las cadenas y el collar sabía de memoria el camino a recorrer para apagar su sed… El “gringo” se volvía pensando que era un campeón!!

Bueno… vamos a verlo –propuse-.

 Como a media legua de la casa, tenía al animal atado con una gruesa cadena de no más de  dos metros. Unas pocas plumas desparramadas denunciaban que su última comida habían sido martinetas. Su tacho para el agua estaba vacío. Fuera de su alcance y parado contra un matasebo estaba apoyado  un palo como de tres metros de largo con una lata de duraznos vacía atada en su punta, y a su lado un bidón con unos quince litros con  agua. –seguro era para llenar el tacho sin peligro, razoné-.

El bicho tranquilo, como acostumbrado a las visitas, y el gaucho nervioso me apuró para que nos fuéramos. Viste, comentó… tiene que quedar salvaje y no estar mucho tiempo con cristianos.

Esa noche, cuando salí a hacer el pis previo a la acostada, vi a lo lejos hacia el lado donde estaba el puma, un gran resplandor. Fuego no era, se veía como si fuera una luz muy blanca.

Me alcanzó el Mauser, y el llevaba en la mano el revólver 38. Te animás? –preguntó-. 

Mirá que me iba a achicar, pero por las dudas iba atrás de él.

Dale, seguime sin hacer ruido y vamos a “pata”, así no hacemos ruido con la “chata”.

Nos asomamos entre las ramas de los piquillines y vimos  una mesa de madera en el “desplayado” que había hecho el puma de tanto dar vueltas alrededor del hierro que         estaba clavado en la tierra para sujetar su cadena. Un círculo de unos dos metros estaba perfectamente limpio de pasto y maleza. Casi ocupando todo el  perímetro y hacia el norte había una mesa, …el “león” estaba acurrucado hacia el lado sur del redondel. Seguro nos sintió, y más vale que nos “venteó”, pero ni nos miró... Su vista estaba fija en la mesa que no estaba más que a medio metro de su cabeza. Estaba como aterrado, …nosotros también. Despacito retrocedimos y sin soltar las armas volvimos en silencio hacia la casa.

Nos quedamos como dos horas tomando ginebra para juntar coraje y acostarnos. Mientras tanto lentamente empezaron los comentarios.

Viste, -me dijo-,  que tenía un  mantel blanco, y que había platos,  cubiertos,  comida y vasos?

Si,  y hasta platos de postre con sus  cucharas,  agregué, solo que no había vino, yo solo vi una jarra con agua. Y el gato…, viste el susto que tenía?

Si, y notaste que en la mesa había un pollo y el bicho podría haber llegado y no lo comió?, y a nosotros ni nos miró,… parecía que le tenía más miedo a la mesa…¿quien pudo poner la mesa con el puma al lado…, y las sillas… y la comida que parecía estar caliente?..., y esa luz que no se sabía de donde venía? , y todo esto en el medio del monte!!

En fin ché… vamos a dormir que mañana de día vamos en camioneta, para hacer ruido para  que si hay alguno se espante y no nos joda.

Cuando estuvo alto el sol, cada uno tomó el arma que había dejado al lado de la cama y salimos en la vieja peugeot. En el camino se nos cruzó un avestruz pero a ninguno se le ocurrió tirarle, -había que  ahorrar balas por las dudas-.

Esta vez si que nos miró la bestia. Parecía estar bastante nervioso.

La mesa no estaba, las sillas tampoco, rastros no había ni de quien la puso ni de quien la sacó, tampoco había marcas dejadas por la mesa y las sillas. Solo pisadas del león, pero del día anterior, porque ese día se notaba clarito que el animal no se había salido del pedacito donde se había refugiado en el lado sur.

Pasaron veintidós años. Nunca se me ocurrió contarlo. Mucho menos escribirlo. Hace dos días, me corrí a Patagones a la casa de mi amigo Lucho que me esta dando una mano con alguna foto para este libro. Salió la charla y le conté.

Nunca escuché nada parecido, -le dije-. No vayas a creer, -respondió-, aquí cerquita en el cementerio pasó varias veces…, sin ir mas lejos te puede contar la señora que vende flores en la puerta.

Me irá a contar?, o me sacará corriendo?

Yo creo que sí, andá y probá.

Ayer, como a las once, como un solo hombre me apersoné en el kiosquito que tiene la señora.

Bueno… el asunto, parece que fue cierto, por lo menos ella así lo asegura…,   la vió a la mesa…, fueron tres veces… en distintos lugares del cementerio, pero la primera vez solo a cinco o seis metros de su negocio. Fue en los años 2006, 2007 y 2008. Era una mesa, servida para tres comensales, con mantel blanco, vino, pollo y un muñeco negro, con moño rojo. Los perros que tiene la señora no tocaron el pollo servido. Nada desaparecía como en el campo, porque los empleados del cementerio quemaban todo al otro día. Rastros no había, pero para la señora alguien se entretenía en ponerla.

Y  le digo más, -agregó-, en cada uno de esos años en que apareció la mesa, se me acercaron al kiosco, en tres oportunidades,  tres personas que llegaban en un auto lujoso muy moderno, vestidos con un tul blanco, y con una especie de corona en la cabeza, que me compraron cada vez tres crisantemos que querían llevar a la Capilla del Cementerio.  Era  evidente que   estaba relacionando las  visitas con el tema de la mesa.

Ya me estaba animando a escribir sobre el tema, pero antes me dije ¿para que está Google?, ese si que sabe todo…!!, y resueltamente encaré a mi computadora y a Internet.

Fuera de las leyendas y las historias de buques fantasmas, el buscador reporta dos casos muy concretos, reales y documentados

El bergantín Mary Celeste  (originalmente botado con el nombre “Amazon”) partió el 7 de noviembre de 1872 desde Nueva York, con destino a Génova.

Mary Celeste

La última anotación del libro de a bordo fue el 25 de noviembre y decía que estaban  a tres kilómetros de la punta Este de la isla St Mary. El cinco de diciembre a las tres de la tarde, el capitán del buque Dei Gratia (que  había divisado al Mary Celeste cerca de Gibraltar,  y creía que estaba en problemas), llama tres veces ofreciendo ayuda. Al no obtener respuesta, envía a tres tripulantes para abordarlo. Estos marineros, encuentran al buque en perfectas condiciones, sin ningún tripulante,  con la mesa servida y sobre ella una taza de café todavía humeante. Tres personas pusieron en orden al buque abandonado y las mismas tres lo condujeron hasta Génova, llegando un día después que amarrara el Dei Gratia en el mismo puerto.

El segundo testimonio, da cuenta que el día 24 de abril de 2007 el  yate de lujo Kazz II de 12 metros  de eslora,

Kazz II

fue encontrado a la deriva, en alta mar en Australia, en perfectas condiciones, con sus velas desplegadas, su motor encendido y sus tres salvavidas sin usar. En la cubierta, la mesa estaba servida, y eran tres los tripulantes, los que nunca pudieron ser hallados, pese a haber sido buscados por barcos privados, diez aviones y dos helicópteros de la Autoridad  Australiana de Seguridad marítima. Hoy ya hace cuatro años y como dice Google…ni noticias…

Fijate como se repite el número tres…. Creo que podemos descartar –como alguien me dijo-, que esas “son cosas de campo”, porque el campo queda bastante lejos de Gibraltar, y ni te cuento lo lejos que está de  Australia.

Por qué será  que se repite sistemáticamente el número tres?

Que  cada uno saque sus propias conclusiones o que cada quien quede con su intriga, pero no sea que vayan a pensar en brujas,… porque las brujas no existen, pero que las hay, … las hay.!!!!!


El correo electrónico para quienes desean contactarse con el autor Mariano Giammona: mgiammona2002@hotmail.com