domingo, 30 de noviembre de 2014

Así es - En el país de nomeacuerdo de MARÍA ELENA WALSH.

ASÍ ES.


El cielo es de cielo,
la nube es de tiza.
La cara del sapo
me da mucha risa.

La Luna es de queso
y el Sol es de sol.
La cara del sapo
me da mucha tos




En el país de nomeacuerdo.


En el país de Nomeacuerdo
doy tres pasitos y me pierdo”.

Un pasito para allí
no recuerdo si lo di.
Un pasito para allá,
ay, qué miedo que me da.

Un pasito para atrás,
y no doy ninguno más
porque ya, ya me olvidé
dónde puse el otro pie.



María Elena Walsh hija de un ferroviario que tocaba el piano descendiente de irlandeses y por parte de madre una argentina hija de adaluces.
María Elena Walsh nació en el barrio Ramos Mejía de Buenos Aires el  1° de febrero de 1930  y falleció en Buenos Aires el 10 de enero de  2011 fue una poetisa de gran inventiva, escritora de cuentos infantiles, compositora de música, cantautora, dramaturga.
A los 15 años publicó su primer poema en la revista El Hogar.
En 1947 egresó de la Escuela Nacional de Bellas Artes como profesora de Dibujo y Pintura.
Famosa por sus obras infantiles:  Manuelita la tortuga y los libros Tutú Marambá, El reino del revés, Dailan Kifki,  La pájara Pinta, La canción de la vacuna (El brujito de Gulubú), La reina Batata, El twist del Mono Liso, “El monoliso”, entre muchas otras.
Es también autora de difundidas canciones populares para adultos, entre ellas Como la cigarra, Serenata para la tierra de uno, Los ejecutivos, Zamba para Pepe, Canción de cuna para un gobernante, Oración a la justicia, Canción de caminantes y El valle y el volcán, etc.
“Otoño imperdonable” llamó la atención de grandes escritores, Borges, Silvina Ocampo y el español Juan Ramón Jiménez, entre otros. En 1951, Walsh publicó su segundo libro de poemas, “Baladas con ángel”. Por esa época, junto a la poeta y folclorista tucumana Leda Valladares, se autoexilió en París hasta 1956, donde formaron un dúo que cantaba canciones folklóricas. No le había gustado el aire que se respiraba con el peronismo, aunque fue capaz de reconocer los pasitos, pocos, pero contundentes, que daban las mujeres en ese tiempo. Muchos años después, en 1976, escribió “Eva”, un poema publicado en “Canciones contra el mal de ojo”, que dice: “No descanses en paz/ alza los brazos/ no para el día del renunciamiento/ sino para juntarte a las mujeres/con tu bandera redentora/ lavada en pólvora/ resucitando”. De aquellos años parisinos quedaron algunos discos, como “Chants d'Argentina” y los dos volúmenes de “Entre valles y quebradas” (fuente: http://www.revistaenie.clarin.com/).
Entre 1951 y 1963 formó el dúo Leda y María junto a Leda Valladares y entre 1985-1989 fue designada por el presidente Raúl Alfonsín para integrar el Consejo para la Consolidación de la Democracia. Entre los artistas que difundieron el cancionero de María Elena Walsh se destacan el Cuarteto Zupay, Luis Aguilé, Mercedes Sosa, Susana Rinaldi, Jairo, Julia Zenko y Joan Manuel Serrat.

sábado, 29 de noviembre de 2014

SERÁ JUSTICIA de Héctor Gagliardi.


Señor Juez de la suprema
que entiende el merengue mío,
a ver si me arregla el lío
y me peina la condena;
francamente, me da pena
de que un hombre como Usia
se meta en la vida mía
siendo una cosa privada,
total...por esa pavada
que hice los otros días.
Es claro de que si busca
dejo mucho que desear,
pero no puede negar
que soy el rey de la furca,
la vida es café a la turca
donde la borra se asienta
y cada cual se la cuenta
de acuerdo con lo que hace:
usted con la prima facie
y yo ...con las herramientas...!
Además, queda muy feo,
como le dije en la audiencia,
que todo Juez de sentencia
me venga a tratar de reo...
y pensá de que al “Seis Dedos”
en lo mejor de un bautizo
por sacarme sin permiso
el plato con las mollejas
lo deje con la bandeja
desfalleciendo en el piso...!
Y olvídese por un rato
de tomarla tan en serio,
si ya no tiene remedio,
¿para qué revuelven tanto...?
Menos fojas, menos autos
y menos farolerías...
y además querido Usía
hay que ser mas imparcial
mucha sonrisa al fiscal
y a mi...ni los buenos días...!
Pero a usted con microscopio,
ya me lo tengo observado,
porque soy un procesado
que tiene su motu propio,
ya son tres los habeas corpus
que se empeña en rechazar...
Pero usted , para firmar,
¿qué necesita...? ¿Una alfombra...?
Tiene renglones de sobra
y dice...¡Que no ha lugar!
Ya mi asunto se ha corrido,
como el punto de una media,
y si usted se va de feria
no me deje refundido...!
Es por eso, que yo pido,
que por Ley , se anule todo...
y no salpiquen de lodo,
la moral de un hombre apto...!
a quien usted de ipso facto,
lo trato de grosso modo...!
Recuerda, ¿qué le decía...?
“la vida es café a la turca”...!
a mí me gusto la furca,
como a usted la abogacía...!
usted podrá ser muy Usía,
pero yo, soy muy Pardales,
y si a usted en los Tribunales,
le sacan mucho el sombrero,
sepa que a mi, cuando llego,
me sacan ....las digitales...!
Por eso, que es denigrante
que andemos a cada rato,
peleando a lo perro y gato,
todo un Juez y un scruchante:
los dos vamos adelante,
con los mismos pareceres,
y un solo fin : las mujeres;
a usted...lo manda: Justicia
y a mi...la ñata Felicia,
hija del rengo Paredes...!
Cuando salgo a trabajar
a mi ñata, con un beso,
le digo chau...si regreso,
y adiós, si me agarran mal...
Yo nací para esquivar,
y usted, para castigarme...
pero usted, tuvo una madre,
y yo, la calle y el frío,
a usted le sobra apellido

y yo...y yo, ¿para qué amargarme?

Héctor Gagliardi  fue un destacado poeta, recitador y letrista de tango que llegaba con sus recitados a la gente; nació en el barrio de Constitución un 29 de noviembre de 1909 viviendo su infancia y juventud en el barrio de San Telmo.
Tenía una estampa bien porteña y tana (italiana). Sus libros de poemas alcanzaron las mayores ventas de libros alcanzó en la historia argentina. Íntimo amigo del poeta del lunfardo Celedonio Flores quien lo impulsó a recitar sus versos en público, haciéndolo por primera vez en un bar de la cortada Carabelas centro nocturno centro tanguero por excelencia en la noche porteña. La buena fortuna quizó que lo escuchara un productor  que  lo llevó a LR3 Radio Belgrano, donde para recitar sus poesías en el programa de Jabón Federal, alcanzando un resonante éxito.
Fue un gran observador  y sabía captar captar los rasgos de los personajes que llegaba al corazón, al sentimiento de sus escuchas o lectores.
Publicó  los siguientes libros: "Puñado de emociones", prologado por Alberto Vaccarezza , "Versos de mi ciudad", "El sentir de Buenos Aires", "Esquina de barrio", con prólogo de Cátulo Castillo, "Por las calles del recuerdo", presentado por Homero Manzi .
Comienza el año 1984 y tiene una propuesta para actuar en Mar del Plata tiene problemas de salud el médico aconseja no trabajar y no le hace caso. Falleció en Mar del Plata el 19 de enero de 1984.

viernes, 28 de noviembre de 2014

Pausa de Mario Benedetti.

PAUSA.

De vez en cuando hay que hacer
una pausa
contemplarse a sí mismo
sin la fruición cotidiana
examinar el pasado
rubro por rubro
etapa por etapa
baldosa por baldosa
y no llorarse las mentiras
sino cantarse las verdades.

jueves, 27 de noviembre de 2014

CRIOLLITA DE MIS AMORES de ALFREDO LE PERA y CARLITOS GARDEL.

CRIOLLITA DE MIS AMORES.
Se viste de azul y grana
la aurora en el horizonte.
Es que viene la mañana
y despertó todo el monte.
Criollita, abrí tu ventana
que ya cantan los zorzales
canciones primaverales
que llegan al corazón.

Criollita de mis amores,
clavel, el más perfumado.
Tus ojos son dos luceros
que me hieren, traicioneros,
tus ojos me han amarrado
al palenque de tu amor.

Allá me voy galopando
en mi alazán, muy contento,
y como estás esperando
atrás voy dejando el viento.
Criollita, flor de mis pampas,
traigo flores pa´adornarte
y un canto para arrullarte

en mis noches de cantor.



Julio María Sosa Venturini, fue un cantor uruguayo que nació en la localidad de Las Piedras, departamento de Canelones, el 2 de febrero de 1926.
Julio Sosa se inició como cantor profesional en la ciudad de La Paz, vecina de su natal Las Piedras, como vocalista de la orquesta de Carlos Gilardoni.
“Julio Sosa, nombre artístico de José María Sosa Venturini, ya era conocido en los suburbios y en los alrededores de nuestra capital cuando enceguecido por las luces bonaerenses decidió viajar allí en 1949 para probar suerte como cantante de tangos.
Se fue sin un peso, prácticamente, y esa situación la ilustra una anécdota que hoy nadie puede rebatir y muchos menos conocer. Cuentan que cuando bajó del barco en Buenos Aires, se tomó un taxi para ir directamente a una dirección de alguien que, “por unos días y hasta que me enderece”, le iba a dar marroco y catrera, comida y albergue. En el trayecto, nuestro Sosa le confesó en la obligada charla con el taxista quién era, de dónde venía, qué hacía mejor y cuál era su sueño: ser cantor en una Buenos Aires que en aquellos años el tango languidecía fruto del embarullamiento que provocaban baterías, guitarras eléctricas, el idioma inglés y la ausencia de referentes artísticos locales.
Al llegar al destino señalado, Sosa, que todavía estaba lejos de ser el “Varón del Tango”, el mote que le colocó el periodista argentino Ricardo Gaspari, le alertó a su improvisado confidente conductor de taxi que aguardara por el dinero del viaje, que enseguida le iba a pagar ni bien entrara a la casa y su amigo le prestara los debidos pesos. Uno, dos minutos tardó el trámite de bajar del taxi, subir unos escaleras, pedir el dinero y volver a bajar para enterarse que el taxista ya no estaba esperándolo como él le pidió.  Nunca lo volvió a ver al obrero del volante pero el pedrense siempre quiso creer que ese gesto de no cobrarle el viaje, fue la primera gauchada que recibió de un porteño y de una ciudad que lo cobijó y admiró; algo que él luego devolvió con su canto, su poesía y sus interpretaciones”  (http://www.republica.com.uy/se-cumplen-50-anos-sin-el-varon-del-tango)
Julio Sosa un popular cantor de tango tenía pasión por “los fierros”, los automóviles.
Fue dueño de un Isetta, un De Carlo 700 y un DKW modelo Fissore  color rojo el gusto por la velocidad “la adrenalina” terminó de chocar.
Vivió rápido y murió temprano con apenas 38 años de edad.
Hace 50 años el 26 de febrero de 1964 se llevó por delante una baliza luminosa en Figueroa Alcorta y Mariscal Castilla en barrio de Palermo y fue fatal; lo internaron en el Fernández y en el Anchorena pero nada se pudo hacer a las 9 y 30 dejó de existir. Sus restos empezaron a velarse en  en la casa de sepelios “La Argentina” Julio Sosa un cantor argentino popular y querido ante un númeroso público que le quería dar el último adiós  obligaron las circuntancias  a seguir el velatorio en el Luna Park.
El 24 de noviembre de 1964, Julio Sosa había cantado por radio su último tango y que fue “La gayola”. El final parecía profético. La poesía de ese tango dice en su final “pa’ que no me falten flores cuando esté dentro ‘el cajón”.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

La flor azul de Ignacio Braulio Anzoátegui (h).

La flor azul.
La flor azul de tu ternura sola
se dormirá en su boca cuando muera.
Es un niño el que pasa y el que llora.
Es un niño, nomas , en primavera.

Y es tanto amor el de este niño viejo
que su mejor paisaje es una estrella,
que su mejor dolor es un silencio,
que su mayor distancia tu presencia.

De tiempo en tiempo se abrirán los ojos
verdes, con que te mira el alma entera,
y sentirás que te recorre el viento
y te transita toda la belleza.

Partida en dos mitades solidarias
con él se llega al centro de la pena;
se palpan las paredes de la angustia;
se llora desde adentro la tristeza.

Cuando este niño arrodillado pida
la flor azul de tu ternura llena
partida en dos mitades solidarias,
detrás del fondo mismo de la pena
arriba del silencio y de la noche
alcánzale tu mano compañera;
porque este niño viejo no se vaya.
Porque este niño viejo no se muera.

Ignacio Anzoátegui: Biografía.
Ignacio Braulio Anzoátegui (h) nació en Buenos Aires, el 20 de Septiembre de 1935, hijo de Ignacio Anzoátegui y Josefina Padilla, fue el mayor de los 11 hermanos.
Se educó en diversas instituciones, recibiendo su diploma de bachiller en el Colegio del Salvador de Buenos Aires.
Desde muy joven se inclinó tanto por las letras como por la  pintura, destacándose en ambas ramas con diversas publicaciones de poemas (Recién ahora- Poemas sin guitarra- Con tres o cuatro amigos- Sub-total- Buenos días genario y Las palabras de mis canciones) y la grabación  de varios discos (Editorial Fermata).
El contenido de las letras de sus canciones y muchas de sus poesías, se refieren al noroeste argentino, especialmente a la provincia de Jujuy lugar de su preferencia, y donde de joven residió por algún tiempo y luego visitó en muchas oportunidades.
En 1975 le fué encargado pintar un Cristo de grandes proporciones, en la ciudad de Ascención, prov. de Buenos Aires, el cual se mantiene intacto y es motivo de peregrinaciones de distintos lugarses del país.
Fue un devoto practicante católico y lo demuestra en muchas de sus obras tanto pictóricas como poéticas y cancioneras. En muchas de ellas está presente la imagen de Dios.
Trabajó en distintas empresas de Seguros y Publicidad.
Autor, compositor e intérprete de sus propias canciones, realizó varias presentaciones en distintas ciudades de Argentina y en el extranjero. Algunas de sus canciones fueron grabadas por reconocidos artistas de nuestro país y del exterior.
Expuso sus dibujos y pinturas en muestras individuales en Buenos Aires y el interior del país, en Madrid, Valencia, Milán, Génova, Trieste, Abu Dhabi en los Emiratos Árabes, Ashdod (Israel) y Alejandría (Egipto).
Su otra pasión fue la radiofonía. Creó la audición "La música de los poetas" que se transmitió varios años en Radio Nacional y posteriormente en Radio Cultura.
Fue jurado en diversos certámenes de la canción, la pintura y la poesía.
Integró una de las comisiones asesoras del directorio de Sadaic, fue presidente de la Academia Nacional del Folklore de la cual actualmente es socio honorario, y de la Asociación Cultural “El Galpón” de Bella Vista, provincia de Buenos Aires.
Por sus actividades artísticas, obtuvo varios premios y reconocimientos. El  "Santa Clara de Asís"  otorgado por la Liga de Padres y Madres de Familia, "La Cruz de Plata Esquiú", el primer premio de poesía de la Fundación INCA, y primer y cuarto premio de poesía de la revista Vosotras, certamen integrado por un prestigioso jurado.
Contrajo matrimonio con María Luisa  Zapiola en 1961. Fue padre de 5 hijos: Javier, Pilar, Soledad, Rosario y Guadalupe.
Vivió parte de su vida en Buenos Aires, y desde 1964 residió en Bella Vista, Provincia de Bs.As. lugar donde produjo la mayor parte de su obra. Fue allí donde tenía su taller en el que pasaba largas horas trabajando.
Falleció en dicha ciudad el 20 de Julio de 2009.

Fuente de información de muchos de los datos esta breve biografía: http://www.anzoategui.com.ar/

lunes, 24 de noviembre de 2014

YO SERÉ TU COMPAÑERO DE RAFAEL AMOR.

YO SERÉ TU
COMPAÑERO
.

Yo seré tu compañero par la
farra y el vino,
la guitarra, los caminos, los amores lisonjeros,
impuros y libertinos.
Pero si se acaba el vino, si te sientes prisionero,
si amores verdaderos y no encuentras tu destino
entre todos los senderos, yo seré tu compañero.
Yo seré tu compañero para el abrazo y la gloria,
para perder la memoria con el tiempo y el dinero
y palmadas laudatorias.
Mas, recuerda si el fracaso, te muestra su rostro fiero,
los vencidos siempre fueron despreciados en su ocaso,
por los que ayer los quisieron. Yo seré tu compañero.
Yo seré tu compañero para el sueño y la poesía,
lo que llaman utopía, los que nunca la entendieron
por torpeza o cobardía.
Y en la realidad mas dura y en el llanto mas sincero,
el rebelde desafuero, con toda mi encarnadura,
para andar juntos, me quedo. Yo seré tu compañero.
Yo seré tu compañero, en razón, paz y verdad,
en justicia y libertad, que es todo lo que m as quiero
aunque traigan soledad.
Para el odio y la traición o la envidia del artero
o soplón del carcelero, yo no presto el corazón
y aunque me duela no quiero, que me llames, Compañero.

domingo, 23 de noviembre de 2014

A la patria: Elegía por José de Espronceda.


¡Cuán solitaria la nación que un día
poblara inmensa gente!
¡La nación cuyo imperio se extendía
del Ocaso al Oriente!
Lágrimas viertes, infeliz ahora,
soberana del mundo,
¡y nadie de tu faz encantadora
borra el dolor profundo!
Oscuridad y luto tenebroso
en ti vertió la muerte,
y en su furor el déspota sañoso
se complació en tu suerte.
No perdonó lo hermoso, patria mía;
cayó el joven guerrero,
cayó el anciano, y la segur impía
manejó placentero.
So la rabia cayó la virgen pura
del déspota sombrío,
como eclipsa la rosa su hermosura
en el sol del estío.
¡Oh vosotros, del mundo, habitadores!,
contemplad mi tormento:
¿Igualarse podrán ¡ah!, qué dolores
al dolor que yo siento?
Yo desterrado de la patria mía,
de una patria que adoro,
perdida miro su primer valía,
y sus desgracias lloro.
Hijos espurios y el fatal tirano
sus hijos han perdido,
y en campo de dolor su fértil llano
tienen ¡ay!, convertido.
Tendió sus brazos la agitada España,
sus hijos implorando;
sus hijos fueron, mas traidora saña
desbarató su bando.
¿Qué se hicieron tus muros torreados?
¡Oh mi patria querida!
¿Dónde fueron tus héroes esforzados,
tu espada no vencida?
¡Ay!, de tus hijos en la humilde frente
está el rubor grabado:
a sus ojos caídos tristemente
el llanto está agolpado.
Un tiempo España fue: cien héroes fueron
en tiempos de ventura,
y las naciones tímidas la vieron
vistosa en hermosura.
Cual cedro que en el Líbano se ostenta,
su frente se elevaba;
como el trueno a la virgen amedrenta,
su voz las aterraba.
Mas ora, como piedra en el desierto,
yaces desamparada,
y el justo desgraciado vaga incierto
allá en tierra apartada.
Cubren su antigua pompa y poderío
pobre yerba y arena,
y el enemigo que tembló a su brío
burla y goza en su pena.
Vírgenes, destrenzad la cabellera
y dadla al vago viento:
acompañad con arpa lastimera
mi lúgubre lamento.
Desterrados ¡oh Dios!, de nuestros lares,
lloremos duelo tanto:
¿quién calmará ¡oh España!, tus pesares?,
¿quién secará tu llanto?

viernes, 21 de noviembre de 2014

Sombras de Jose María Contursi.


Quisiera abrir lentamente mis venas,
mi sangre toda verterla a tus pies,
para poderte demostrar
que más no puedo amar
y entonces morir después.

Y sin embargo tus ojos azules,
azul que tienen el cielo y el mar,
viven cerrados para mí
sin ver que estoy aquí
perdido en mi soledad.

Sombras nada más
acariciando mis manos,
sombras nada más
en el temblor de mi voz.

Pude ser feliz
y estoy en vida muriendo
y entre lágrimas viviendo
el pasaje más horrendo
de este drama sin final.

Sombras nada más
entre tu vida y mi vida,
sombras nada más
entre tu amor y mi amor.

Qué breve fue tu presencia en mi hastío,
qué tibias fueron tus manos, tu voz;
como luciérnaga llegó tu luz
y disipó las sombras de mi rincón.

Y yo quedé como un duende temblando
sin el azul de tus ojos de mar
que se han cerrado para mí
sin ver que estoy aquí
perdido en mi soledad.

Sombras nada más
acariciando mis manos,
sombras nada más
en el temblor de mi voz.

Pude ser feliz
y estoy en vida muriendo
y entre lágrimas viviendo
el pasaje más horrendo
de este drama sin final.
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
Sombras nada más
entre tu vida y mi vida,
sombras nada más
entre tu amor y mi amor.
José María Contursi nacido en Lanús en el conurbano de Buenos Aires fue un conocido letrista argentino de tango considerado  “el poeta sentimental” del tango.
Fue hijo del reconocido Pascual Contursi creador de "Mi noche triste" que Carlitos Gardel la hizo inmortal e inauguró lo que se denomina el tango-canción.
Pascual Contursi es creador del poema Si supieras o como se lo conoce también La Cumparsita (Si supieras) que formó parte del sainete donde fue estrenado que participara Moroni en el guión del mismo y que reconociera posteriormente que la letra del tango La Cumparsita es de Contursi. Este tema fue popularizado por Carlos Gardel y su letra fue aceptada por el público superando la letra que hiciera Matos Rodríguez y que interpretara el popular tenor Tito Schipa.
José María Contursi trabajaba en el Departamento de Meteorología, dependiente del ministerio de Agricultura y se jubila en ese trabajo. 
Estuvo casado con Alina Zárate, con quien tuvieron cuatro hijos. El único hijo varón, Lucio Contursi, falleció muy joven víctima de cáncer.

José María Contursi conoció a Susana Gricel Viganó, la famosa “Gricel” del tango, cuya juventud y hermosura lo enamoraron. A pesar de ello vuelve a su matrimonio dejando atrás este romance, aunque el dolor y remordimiento por este abandono lo siguieron toda su vida.

Luego de años, José María Contursi enviuda y Susana Gricel es abandonada por su esposo y gracias a la ayuda de Ciriaco Ortiz en el año 1962 pueden reencontrarse.
El amor se mantiene y se prolonga en el casamiento por iglesia en el año 1967 (él era viudo y ella era casada pero sólo por casamiento civil).

Contursi falleció en Capilla del Monte, Córdoba, el 17 de mayo de 1972. 

martes, 18 de noviembre de 2014

Mi noche triste de Pascual Contursi.

Percanta que me amuraste
en lo mejor de mi vida,
dejándome el alma herida
y espina en el corazón,
sabiendo que te quería,
que vos eras mi alegría
y mi sueño abrasador,
para mí ya no hay consuelo
y por eso me encurdelo
pa'olvidarme de tu amor.

Cuando voy a mi cotorro
y lo veo desarreglado,
todo triste, abandonado,
me dan ganas de llorar;
me detengo largo rato
campaneando tu retrato
pa poderme consolar.

Ya no hay en el bulín
aquellos lindos frasquitos,
arreglados con moñitos
todos del mismo color.
El espejo está empañado
y parece que ha llorado
por la ausencia de tu amor.

De noche, cuando me acuesto
no puedo cerrar la puerta,
porque dejándola abierta
me hago ilusión que volvés.
Siempre llevo bizcochitos
pa tomar con matecitos
como si estuvieras vos,
y si vieras la catrera
cómo se pone cabrera
cuando no nos ve a los dos.
La guitarra, en el ropero
todavía está colgada:
nadie en ella canta nada
ni hace sus cuerdas vibrar.
Y la lámpara del cuarto
también tu ausencia ha sentido
porque su luz no ha querido
mi noche triste alumbrar.
DON ALFREDO ZITARROSA CANTABA TANGOS Y ERA EXCELENTE.
EN RINCÓN BARDA SUREÑA - UNIVERSO POESÍA SE DIFUNDE "MI NOCHE TRISTE" UNO LOS PRIMEROS TANGOS-CANCIÓN POPULARIZADOS POR CARLITOS GARDEL.

Pascual Contursi  nacido en Chivilcoy (provincia de Buenos Aires, la Argentina) el 18 de noviembre de 1888; fallecido en Buenos Aires el 29 de mayo de 1932.

Don Alfredo Zitarrosa nació en Montevideo (Uruguay) el 10 de marzo de 1936; falleció el 17 de enero de 1989 en Montevideo.

domingo, 16 de noviembre de 2014

María de Buenos Aires de Horacio Ferrer y Astor Piazzolla.

Yo soy María de Buenos Aires!
De Buenos Aires María ¿no ven quién soy yo?
María tango, María del arrabal!
María noche, María pasión fatal!
María del amor! De Buenos Aires soy yo!

Yo soy María de Buenos Aires
si en este barrio la gente pregunta quién soy,
pronto muy bien lo sabrán
las hembras que me envidiarán,
y cada macho a mis pies
como un ratón en mi trampa ha de caer!

Yo soy María de Buenos Aires!
Soy la más bruja cantando y amando también!
Si el bandoneón me provoca... Tiará, tatá!
Le muerdo fuerte la boca... Tiará, tatá!
Con diez espasmos en flor que yo tengo en mi ser!

Siempre me digo "Dale María!"
cuando un misterio me viene trepando en la voz!
Y canto un tango que nadie jamás cantó
y sueño un sueño que nadie jamás soñó,
porque el mañana es hoy con el ayer después, che!
Yo soy María de Buenos Aires!
De Buenos Aires María yo soy, mi ciudad!
María tango, María del arrabal!
María noche, María pasión fatal!
María del amor! De Buenos Aires soy yo!


Horacio Ferrer escribió el libreto de María de Buenos Aires en el año 1967, mientras que en el año siguiente Ástor Piazzolla concluyó las partituras.
María de Buenos Aires es un espectáculo teatral estrenado en 1968 en Buenos Aires, el primero en el género de ópera-tango ("operita"). 
El libreto es de Horacio Ferrer y la música de Astor Piazzolla. El libreto narra el nacimiento y muerte de “María de Buenos Aires”; cuando se estrenó en Buenos Aires con el bandoneón de Ástor, el recitado de Horacio Ferrer y la voz de Amelita Baltar en el rol principal.
Hay que destacar que fue lo primero que compusieron juntos luego vedrían otras obras cumbres como “Balada para mi muerte”, “Chiquilín de Bachín”, “Balada para un loco" incluída entre las 100 mejores canciones latinas de la historia, "Balada para mi muerte", "La última grela", "Poema en si mayor",  "Soledad", "Preludio para el año 3001", entre otras...

sábado, 15 de noviembre de 2014

No salieron jamás de Miguel Hernández.


No salieron jamás 
del vergel del abrazo,

y ante el rojo rosal 
de los besos rodaron. 
Huracanes quisieron 
con rencor separarlos. 
Y las hachas tajantes. 

Y los rígidos rayos. 
Aumentaron la tierra 
de las pálidas manos. 
Precipicios midieron 
por el viento impulsados 
entre bocas deshechas. 

Recorrieron naufragios 
cada vez más profundos, 
en sus cuerpos, sus brazos. 

Perseguidos, hundidos 
por un gran desamparo 
de recuerdos y lunas, 
de noviembres y marzos, 
aventados se vieron 
como polvo liviano:
aventados se vieron:
pero siempre abrazados.