martes, 29 de noviembre de 2016

Palimpsestos: Libros electrónicos I por NÉSTOR TKACZEK.

Un cambio de paradigma es como un anteojo, apenas te lo ponés ves de manera diferente. Y ya sabemos lo que nos cuesta a los humanos cualquier cambio y mucho más cuando esos cambios te sorprenden en una franja de tu vida en que aparentemente te has adaptado al mundo que te rodea. Sumale a esto que todo nuevo paradigma primero se consolida a sí mismo, luego convive con tiras y aflojes con el viejo y finalmente, después de mucho tiempo, se impone.
Para quienes el libro ha sido y es parte sustancial de su vida, los tiempos que corren son al menos “raros”. Asistimos a la etapa de consolidación del nuevo paradigma: el libro electrónico ha llegado a nosotros pese a íntimas y entendibles resistencias. “No es lo mismo”, “me puedo leer en una pantalla”, “me falta el olor del papel, poder hacer anotaciones al margen y subrayados”. Claro, nos cuesta tanto a los que estamos acostumbrados al objeto-libro tener ante sí un puñado de bytes que desaparecen apenas apagamos la pantalla, que nos genera en principio desconcierto y rechazo. Sin embargo las nuevas generaciones, por lógica, mucho más abiertas a los cambios, hoy leen (pienso en mi hija adolescente) literatura en las pantallas (diminutísimas para nosotros) del celular sin ningún inconveniente y no ponen demasiados reparos al formato digital.
En la actualidad ya somos testigos de la segunda fase del reemplazo de un paradigma por otro, la convivencia competitiva entre ambos modelos. El año 2015 fue un punto de inflexión porque muestra que por primera vez las ventas de libros electrónicos superaron por poco margen a las ventas de los libros de papel. Pero hay que hacer la salvedad, influyen mucho las editoriales independientes y los libros autogestionados. En el mundo del gran mercado editorial esto no se da, y creo que por dos razones. La primera, porque somos más las generaciones resistentes al cambio todavía, ya que crecimos con el libro de papel. La segunda, es cierto conservadurismo de los grupos editoriales que temen que el negocio sea incontrolable y se les vaya de las manos, tal como les sucedió a las grandes empresas discográficas con la llegada del mp3.

* Palimpsestos: Libros electrónicos I por NÉSTOR TKACZEK. Publicado en Diario "Río Negro", 29/11/2016.


lunes, 28 de noviembre de 2016

ENTRE VERDES MONTAÑAS, DE PEDRUSCOS DORMIDOS DESCUBRÍ UN MAR SOSEGADO DE FONDOS CRISTALINOS de CARLOS BASABE.

    ENTRE VERDES MONTAÑAS, DE PEDRUSCOS DORMIDOS
 DESCUBRÍ UN MAR SOSEGADO DE FONDOS CRISTALINOS
LE PREGUNTÉ A LA BRISA DE UNA MAÑANA NOBLE
CUAL ERA ESE SECRETO DE SU COLOR MARINO
ME DIJO ¡FORASTERO!, TU QUE VIENES DE LEJOS
Y SIENTES LA CURIOSA BELLEZA MALLORQUINA
SEGURO HAS DE SABER DE AHORA EN ADELANTE
MUCHOS SECRETOS NUEVOS, DISTINTOS DE ARGENTINA

ESTE MAR ESTÁ PRESO, SEGÚN CUENTA LA HISTORIA
PORQUE ELIGIÓ QUEDARSE, ATRAPADO DE ENVIDIA
ENTRE UN SOL GENEROSO, QUE NACE CADA DÍA
Y MUERE ENTRE LAS LAS TIBIAS ARENAS BLANQUECINAS

MI COLOR ES TURQUESA POR FALTA DE NUTRIENTES
LAS MAREAS NO SE NOTAN POR ESTAR PRISIONERO
PERO JUEGO EN VERANO CON ABUELOS Y NIÑOS
QUE ACUDEN A MIS PLAYAS EN BUSCA DE REFRESCO

YA SABES FORASTERO, LO BIEN QUE HAS ELEGIDO
EL MAR MEDITERRÁNEO SIEMPRE SERÁ UN AMIGO
CUANDO SIENTAS NOSTALGIAS DE TU PUEBLO SUREÑO
O AÑORES LAS BELLEZAS DEL SUELO RIONEGRINO.

domingo, 27 de noviembre de 2016

MOMENTO MUSICAL: FRANCO SIMONE CANTA "ALFONSINA Y EL MAR" DE FÉLIX LUNA Y ARIEL RAMÍREZ.

Alfonsina y el mar.

Por la blanda arena que lame el mar
su pequeña huella no vuelve más.
Un sendero solo de pena y silencio llegó
hasta el agua profunda.
Un sendero solo de penas mudas llegó
hasta la espuma.

Sabe Dios qué angustia te acompañó
qué dolores viejos calló tu voz,
para recostarte arrullada en el canto
de las caracolas marinas.
La canción que canta en el fondo oscuro
del mar, la caracola.

Te vas Alfonsina con tu soledad,
¿qué poemas nuevos fuiste a buscar?
Una voz antigua de viento y de sal
te requiebra el alma y la está llevando
y te vas hacia allá como en sueños,
dormida, Alfonsina, vestida de mar.

Cinco sirenitas te llevarán
por caminos de algas y de coral
y fosforescentes caballos marinos harán
una ronda a tu lado;
y los habitantes del agua
van a jugar pronto a tu lado.

Bájame la lámpara un poco más,
déjame que duerma, nodriza, en paz
y si llama él no le digas que estoy,
dile que Alfonsina no vuelve más,
y si llama él no le digas nunca que estoy,
di que me he ido.

Te vas Alfonsina con tu soledad,
¿qué poemas nuevos fuiste a buscar?
Una voz antigua de viento y de sal
te requiebra el alma y la está llevando
y te vas hacia allá como en sueños,
dormida, Alfonsina, vestida de mar.


FRANCO SIMONE - Alfonsina y el mar, brano tratto dall'album "VOCEPIANO - DIZZIONARIO DEI SENTIMENTI" del 1990.

sábado, 26 de noviembre de 2016

Estoy contento con mi mal destino - Leonardo Castellani.

       
Estoy contento con mi mal destino        
     y ésta del corazón tan mala estrella 
     que sin embargo alumbra mi camino 
     y siempre indica una inmediata huella

     esperando el bajel que nunca vino 
     y la visión maravillosa y bella 
     que nunca vino, pero con su vino 
     de mi borracho afán fue la botella,

     estoy contento al fin. Mis compañeros 
     de colegio han triunfado, mis iguales 
     y menores también. Yo no soy fuerte.

     Yo desgarrado voy por mis senderos 
     por mis raros senderos espirales 
     junto a los precipicios de la muerte.. . 
     Y estoy contento con mi mala suerte.

jueves, 24 de noviembre de 2016

NOS SOBRA... NOS FALTA de ALBERTO CORTEZ.

 "Soy un Quijote de la música porque no renuncio a mis principios" - Alberto Cortez.
NOS SOBRA... NOS FALTA 
de ALBERTO CORTEZ.

Nos sobra, nos falta
nos falta, nos sobra
a veces las luces,
a veces las sombras.

Nos falta, nos sobra
nos sobra, nos falta
a veces las fuerzas,
y a veces el alma.

Nos sobran los homicidas
que por la ley del más fuerte
han adoptado la muerte
como una forma de vida.

Nos sobra la hipocresía
de acumular  privilegios
entre ladrones egregios
y entre adorables arpías.

Nos falta la bonhomía
de reparar los errores
antes de hacerlos mayores
a golpe de letanías.

Nos falta la valentía
de no llevar equipaje
y es que nos falta coraje
para romper la alcancía.

Nos sobra, nos falta
nos falta, nos sobra,
hay muchos que pagan
y hay pocos que cobran.

Nos sobran intermediarios
que por amor al dinero
nos manipulan arteros
sudores, pan y salarios.

Nos faltan líderes sanos
que sin politiquerías
hagan posible la vía
de convivir como hermanos.

Que somos seres humanos
y no nos toman en serio
los que hacen suyo el criterio
del perro del hortelano.

Nos sobra, nos falta
nos falta, nos sobra
al uno sus ganas
y al otro la obra.

Nos falta, nos sobra
nos sobra, nos falta
el tiempo de vernos
de frente las caras.

Nos falta, nos sobra
nos sobra, nos falta.

José Alberto García Gallo (Rancul, La Pampa, 11 de marzo de 1940), mejor conocido como Alberto Cortez, es un compositor, cantante y poeta argentino.
A los 6 años su madre lo ingresa en la delegación de conservatorio Alberto Williams de Rancul a cargo de  la señorita Elena Zamalloa.
Mediando los 12 años de edad ingresa en el colegio secundario Manuel Ignacio Molina de San Rafael, provincia de Mendoza.
Sus estudios de música los continúa en el Conservatorio Chopin de la Ciudad mendocina de San Rafael. A los 12 años empieza a componer canciones una de ellas es "Un cigarrillo, la lluvia y tú".
En 1958 llega a Buenos Aires e ingresa en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Canta con su guitarra, en sus comienzos en Capital Federal, en las boites para las coperas y sus clientes, con lo que se ayuda económicamente mientras estudia; luego la orquesta de "Jazz San Francisco" lo contrata como vocalista.
Es por esos años que adopta el nombre de Alberto Cortez.
Abandona sus estudios universitarios para dedicarse a pleno a su vocación de ser cantor y músico.
A los 20 años se fue en barco a Génova y de allí en tren a Amberes (Bélgica), con "Argentine international ballet and show" que es un fracaso.
Luego de 10 años de ausencia en 1970 retorna "A mi Buenos Aires Querido" donde se incorpora tardíamente al servicio militar. Vestido de soldado actúa en el programa popular de  "Sábados circulares", del recordado "Pipo" Mancera en el canal 13 de Buenos Aires.
Y en 1971 se presenta en el Luna Park de Buenos Aires y obtiene un resonante fracaso. Decepcionado, abandona nuestra Argentina con la intención de no volver a cantar allí. Comprueba en carne propia el dicho popular: "nadie es profeta en su tierra".
Pero todo llega en la vida que premia a Alberto Cortez en  1977 donde adquiere gran popularidad y es invitado para dar recitales.
En 1978 se presenta en el Teatro Coliseo y actuará, en 1979,  en el festival de Cosquín y giras en el interior de nuestra Argentina.
En 1992 realizó un show en el Teatro Colón de Buenos Aires acompañado por Ricardo Miralles en piano y la Orquesta Sinfónica de la Plata dirigida por José Caril; siendo el primer cantante de canción popular en presentarse en el mítico lugar. 
En 1994 con Facundo Cabral inicia una temporada el espectáculo  “Lo Cortez no quita lo Cabral” donde se complementan de manera estupenda Alberto Cortez y Facundo Cabral. 
En el año 2000, la canción “Cuando un amigo se va” que Alberto Cortez le dedicara a su padre, conjuntamente “Alfonsina y el mar” de Félix Luna y Ariel Ramírez  y “Gracias a la vida” de Violeta Parra, son consideradas según encuesta de un periódico de Chile como las tres mejores canciones en castellano del siglo XX Cambalache problético y febril.

miércoles, 23 de noviembre de 2016

NI POCO... NI DEMASIADO - ALBERTO CORTEZ.

No siempre gana distancia
el hombre que más camina.
A veces, por ignorancia,
andar se vuelve rutina.
No por gastar los zapatos
se sabe más de la vida.
Ni poco ni demasiado,
todo es cuestión de medida.

No siempre gasta su tiempo
aquel que más tiempo gasta.
No hay que pujar a destiempo
para ganar la subasta.
Las horas del apurado,
siempre son horas perdidas.
Ni poco ni demasiado,
todo es cuestión de medida.

No siempre está satisfecho
el hombre con lo que tiene.
Si muchos son los derechos,
muchos también los deberes.
A veces lo más deseado
es una fruta podrida.
Ni poco ni demasiado,
todo es cuestión de medida.

No siempre es la barba blanda
la que mejor se rasura.
Para una buena navaja
no importa la barba dura,
depende si el afilado
lo sabe hacer el que afila.
Ni poco ni demasiado,
todo es cuestión de medida.

martes, 22 de noviembre de 2016

POESÍA DEL SUR ARGENTINO: JACTANCIA de Don Teo.

JACTANCIA
de Don Teo 
(Doroteo Oscar Prieto).

Nosotros no queremos, ni podemos ser "ellos",
nuestro idioma es distinto, como el frío y el vino;
los yugos que tuvimos fueron de plomo y miedo;
los yugos que tuvimos nos pusieron un freno
de ignorancia y miseria, pero no de respeto.

Nosotros somos esto que somos simplemente,
los morochos del Sur, los sudacas de siempre,
los pequeños insectos que pican y se mueren,
los latinos que andamos mezclados con la gente,
sudadamente andamos molestándolo al Norte
con pavadas como esa de pensar, simplemente...

Se transcribe el poema "Jactancia" de Don Teo (Doroteo Oscar Prieto) quien actualmente reside en Las Grutas (provincia de Río Negro) enamorado de ese "cielo, el viento, la brisa del mar y la tierra" de nuestro suelo argentino que hizo suyo. Este poema pertenece al libro "Palabras al sol. Poesía patagónica", Editorial Dunken, páginas 108.

lunes, 21 de noviembre de 2016

"Sobras y Faltas" de Don Teo (Doroteo Oscar Prieto) es un poema que tiene Mención de Honor - XXXII Concurso Internacional de Poesía y Narrativa "PALABRAS SIN FRONTERAS" (año: 2012).

SOBRAS Y FALTAS.

Me sobra medio siglo en tanto tiempo,
me falta en tanto tiempo lo importante.
Me sobran los dolores y los lamentos
que suelen acosarme por las tardes.

Me sobra tanto ruido atolondrado,
me faltan los piñones de mi infancia;
me sobran los dolores del pasado
me faltan la ilusión y la esperanza.

Me faltan los abrazos de aquel hijo
que me dejó sin él, alguna tarde...
Me falta lo que sobra en el cariño
del viejo sentimiento de ser padre.

Me sobra lo que tengo y que no quiero
estos seseta y tantos que me arrugan
la piel, que más que piel es cuero viejo
quemando mis soles en Las Grutas.

Me falta de mi padre su presencia
y toda la ternura de mi madre
me duelen de mis hijos sus ausencias
y algunas que ya sé son para siempre...

Ruca Ló, Octubre/2012.

Se transcribe el poema "Sobras y Faltas" de Don Teo (Doroteo Oscar Prieto) es un poema que tiene Mención de Honor - XXXII Concurso Internacional de Poesía y Narrativa "PALABRAS SIN FRONTERAS" Junín - Prov. de Bs. As. Incluído en la Antología "Palabras sin Fronteras" del Instituto Cultural Latinoamericano, Editorial Aries - Octubre / 2012.
Doroteo Oscar Prieto es un poeta sureño y prosista patagónico quien actualmente reside en la rionegrinas Las Grutas, es aut enamorado de es autor-decidor de sus verdades enamorado del "cielo, el viento, la brisa del mar y la tierra" de nuestro suelo argentino que hizo suyo. Este poema pertenece al libro "Palabras al sol. Poesía patagónica", Editorial Dunken, página 168. Imágenes: Web.

sábado, 19 de noviembre de 2016

Solo le pido a Dios de León Gieco.


Sólo le pido a Dios
que el dolor no me sea indiferente,
que la reseca muerte no me encuentre
vacío y solo sin haber hecho lo suficiente.

Sólo le pido a Dios
que lo injusto no me sea indiferente,
que no me abofeteen la otra mejilla
después que una garra me arañó esta suerte.

Sólo le pido a Dios
que la guerra no me sea indiferente,
es un monstruo grande y pisa fuerte
toda la pobre inocencia de la gente.

Sólo le pido a Dios
que el engaño no me sea indiferente
si un traidor puede más que unos cuantos,
que esos cuantos no lo olviden fácilmente.

Sólo le pido a Dios
que el futuro no me sea indiferente,
desahuciado está el que tiene que marchar
a vivir una cultura diferente.

León Gieco la compuso en 1978, en el pueblo de su infancia, Cañada Rosquín.  Gieco no estaba muy convencido de incluir este tema en el disco IV LP, puesto que lo encontraba "aburrido y monótono",3 pero al fin siguió el consejo de Charly García. En 2002, según la revista Rolling Stone y la cadena MTV, es la sexta mejor canción de la historia del rock argentino. En 2007, según Rock.com.ar, es las décima mejor canción de la historia del rock argentino.



20 DE NOVIEMBRE DE 1.951: NACIMIENTO LEÓN GIECO EN CAÑADA ROSQUÍN, PROVINCIA DE SANTA FÉ, LA ARGENTINA.

Raúl Alberto Antonio Gieco nació en una chacra cercana a la localidad de Cañada Rosquín, centro de la provincia de Santa Fe, lugar del que es ciudadano ilustre el 20 de noviembre de 1.951.
Compró una guitarra con su propio dinero y  comenzó a tocar en una banda de rock llamada  “Los Moscos.
¿De donde viene su apodo “León”? cuentan que vez en que preparaban los instrumentos para una prueba de sonido cuando estaba en  "Los Moscos". Al realizar la instalación de unos aparatos de amplificación, lo hizo en manera incorrecta por lo cual el equipo se quemó y le dijeron: "Qué hacés, este sí que es rey de las bestias" por el león que se considera el rey de los animales de allí en adelante pasó a ser León Gieco.
A los 18 años fue a probar suerte a la ciudad de Buenos Aires.

Del mismo barro 
de León Gieco.

Cuando tenía solo 18
llegaba a Buenos Aires,
era marzo de neblinas
del tren bajé temblando.
Parecíamos todos del mismo barro.

Los almendros saludaban
al último gran verano,
lamentaban no hacer más sombra
a unos gatos naufragando.
Parecíamos esperanzas caminando.

Dónde quedó esa canción,
quizás adentro del corazón.

Todavía quedaba algo
del libro de primer grado.
Se saludaban los pelos largos
cuando las calles se cruzaban.
Parecíamos todos del mismo barro.

Lucy traía unos diamantes
de un mundo inesperado,
Francia en colores del día domingo,
marcha de los estudiantes.

Dónde quedó esa canción
quizás adentro del corazón.

Desembarco en bateas con el disco con su nombre que se editó en marzo de 1973 y que incluía títulos aún vigentes como En el país de la libertad, Hombres de hierro y Todos los caballos blancos, lanzado por el flamante sello de rock de Argentina, Music Hall.
Un año después, su segundo LP, La banda de los caballos cansados, mantuvo el mismo estilo de tratar de “entender el destino de los pueblos, el porqué de las injusticias”.

Recopiló material de los diferentes lugares que visitó en Argentina durante esa gira y grabó en Buenos Aires junto a varios músicos autóctonos el primer volumen de De Ushuaia a La Quiaca en 1985. El siguiente De Ushuaia a La Quiaca 2 y De Ushuaia a La Quiaca 3 fueron grabados en un estudio móvil en diferentes ciudades del país. Obtuvo el Premio Konex de Platino como Mejor Cantante de Rock. También dio conciertos en Alemania con su amiga Mercedes Sosa.


viernes, 18 de noviembre de 2016

RECUERDOS DE INFANCIA (dedicado a papá) SILVIA REGUERA.

RECUERDOS DE INFANCIA
                                                                 (dedicado a papá)

Abuelo rezongo, abuelo ternura,
abuelo que cantas con total frescura,
abuelo sos tango, sos vals y milonga,
sos cortes, quebradas, cortadas mistonga.
El paso del tiempo, te regaló canas,
 te lustró la frente y te dió más calma,
engrosó tu cuerpo, encorvó tu espalda,
más siempre luciste pañuelo en garganta.
Recuerdo de niña, tus viajes continuos
tus idas y vueltas, tus regalos lindos
cajas de bombones, y aquellos jueguitos
que en días de lluvia eran favoritos.
Hay tantas imágenes adentro guardadas
como aquella otra cuando regresabas
cansado, encorvado. todo polvoriento
los ojos celestes, casi cenicientos.
Y todos nosotros, solícitos, buenos,
con hambre de padre que se ve a destajo
tratábamos siempre de darte una mano
bajando paquetes, bultos acarreando.
Papá el de los chistes. Papá el de la risa,
Papá el que rezonga, Papá el que critica,
Papá el que regala, Papá peronista,
Papá buen amigo, Papá pacifista.
El Himno, la Patria, la doma y el gaucho,
el sol, la Bandera, las sacas y el campo,
so símbolos fuertes, diría tu marca,
la honra tu esencia, sensible tu alma.
Por eso quisiera Papá en este día
abrazarte fuerte con todas ansias
diciéndote a gritos. Abuelo te amamos
dejando en tu cara un beso estampado.

Publicado en EL CIUDADANO de Villa Regina. Director: Franco González 11 de junio de 1992, página 9 y me parece verlo a Don Reguera. Un placer y una gran emoción publicar este bello poema de la Sra. Silvia Reguera.

jueves, 17 de noviembre de 2016

"ORACIÓN A NGUENECHÉN" DE IRENE ROXANA TICAC.

"Oración a Nguenechén".

¿Por qué duermes Nguenechen?
¿No oyes el clamar a tu pueblo?
¿No ves que se lo disgrega?
¿No sabes que sufre y sueña?
Sueña, sí, con otros tiempos,
de praderas y mesetas,
de sentidos camarucos,
de ser dueño de la tierra.
Nguenechén, tú estás dormido
¡Despierta! ¡Salva a tu pueblo!
¡Oriéntalo! hazlo crecer,
multiplicar sus cosechas.
Que su lengua no se pierda,
que sea caricia nueva,
que mil gargantas la canten
para que mi Patagonia
sean leyendas olvidadas
las injusticias y los rencores
los despojos y matannzas.
Para que surja segura
de ser tierra prometida,
de ser una raza nueva
florecida desde el indio
y con retoños de gringos,
como un fruto apetecido.
Nguenechén, despierta ya.
No dejes perder tu raza.
Cada día que tú olvidas
un mapuche sueña y danza
camarucos extranjeros.
Ya ni recuerdan tu cara,
van perdiendo la esperanza...
Nguenechén, por favor,
¡no te olvides de tu raza!

Autora: Roxana Ticac.
Irene Roxana Ticac: joven escritora, 1° premio de la 5° fiesta de la poesía juvenil en 1984, organizado por la fundación Givré, por su poesía: "Canción de Cuna para un niño Americano" (cabe acotar que la autora contaba en esa fecha apenas 14 años).

Publicado en periódico "EL CIUDADANO" de Villa Regina, Director: Franco González, el 11 de junio de 1992, página 13, "Nuestra gente y las letras".

miércoles, 16 de noviembre de 2016

La envidia de María Rosa Giovanazzi.

Espina, espinita, espinosa. 
Espina que se clava en mí y en el otro, 
espina   que duele dentro y  socaba el corazón.
Que es daño ajeno y es daño propio, 
que no se ve y está latente, 
que avergüenza y se esconde. 


Remolino en la hoguera de mis miserias, 
es brasa que quema 
y ceniza  cubriendo el rescoldo.
Espinita invisible pero presente, 
que se niega y se abriga con una sonrisa. 


Rosario de triunfos injustos que otro disfruta 
y duele muy suave marcando el fracaso.
Sociedad que marca diferencias espinosas
y exalta lo que sabemos es injusticia. 


Envidiosa  humanidad que  cada día,  
transmuta  la flor en residuo nuevo. 
Espinosa envidia que inventa metáforas 
para no ser descubierta.

martes, 15 de noviembre de 2016

A un retrato - DIEGO HURTADO DE MENDOZA (1503 – 1575) - Siglo XVI.

A un retrato.
Tu gracia, tu valor, tu hermosura,
muestra de todo el cielo retirada,
como cosa que está sobre natura,
ni pudiera ser vista ni pintada.

     Pero yo, que en el alma tu figura
tengo en humana forma abreviada,
tal hice retratarte de pintura,
cual amor te dejó en ella estampada.

     No por soberbia vana o por memoria
de ti, ni para publicar mis males,
ni por verte más veces que te veo;

     mas por solo gozar de tanta gloria,
señora, con los ojos corporales
como con los del alma y el deseo.
DIEGO HURTADO DE MENDOZA
(1503 – 1575).

Matritense de nacimiento. Después de mucho viajar, de una vida larga y fructífera, falleció también en su ciudad natal, Madrid. Como otros varones de su tiempo, don Hurtado de Mendoza fue un verdadero hombre renacentista. Sabía el griego, el latín, el árabe y el italiano. Fue diplomático, militar y, sobre todo para bien de la literatura, excelente poeta. Procedía de gran alcurnia, pues entre sus antepasados se cuenta al Marqués de Santillana, don Íñigo López de Mendoza. Entre sus virtudes, sobresalen su excepcional don de gentes, su arte de la conversación, su carácter franco y abierto y su destreza en las armas. En el campo diplomático, tuvo una carrera brillante. Fue embajador en Italia y asistió al famoso Concilio de Trento como diplomático. También ocupó el cargo de Gobernador en Siena. A causa de un altercado cono otro noble, el Rey lo desterró a Andalucía. Gran poeta, lleno de emoción y sencillez, pero grandilocuente en su forma y, ambos de perfección incuestionable.

****
Extensa biografía escrita por: José L. G. de Paz.

Diego Hurtado de Mendoza (1503-1575) era el hijo menor de Íñigo López de Mendoza y de Francisca Pacheco. Fue hermano del tercer Conde de Tendilla Luis Hurtado y tio del cuarto Conde Íñigo López de Mendoza. Nacido en La Alhambra, era hombre con faz poco agraciada, de hercúleas fuerzas y de caracter diferente a sus famosos hermanos. Se cuenta que paró a un toro en La Alhambra sujetándole con sus manos de los cuernos. Era devoto de su hermana María Pacheco para quien solicitó el perdón real, y asimismo amigo de Santa Teresa de Jesús.
No se casó aunque se le conocen aventuras galantes. Se le supuso enamorado de Marina de Aragón (1523-1543), bella hija del Conde de Ribagorza, a la que escribió un sentido poema "In memoriam" tras su pronta muerte. El mismo relata que sufrió la amputación de un testículo inflamado que le producía fuertes dolores.
Según Gregorio Marañón fue el más ilustre de la familia (tras del primer Marqués de Santillana, claro). Fue literato, político, guerrero y muy culto. Hablaba arabe, latin y griego, siendo discípulo en la Universidad de Pedro Mártir de Anglería, junto con los marqueses de Vélez y de Mondéjar (su hermano).
Tras unos pleitos con su hermano Luis por la herencia paterna, vendió su parte y entró en la carrera diplomática. Embajador de Carlos V en varias cortes italianas, gustó allí de la filosofía aristotélica. Estuvo en Venecia en 1527 logrando que la Serenísima no diera por concluidas sus negociaciones con el Gran Turco y que se descubrieran las negociaciones secretas de Francisco I y el Sultán (en 1526 la madre de Francisco negociaba con el sultán mientras su hijo estaba prisionero, y Francisco firmaría un tratado con él en 1534). El propio Diego afirma que visitó a su hermana María Pacheco en su destierro en Oporto, antes de morir ella en 1531.
Participó en una embajada en Inglaterra en 1538 y durante su embajada en Venecia desde 1539 frecuentó artistas, damas e incrementó su biblioteca, ya célebre en 1543. Embajador en el Concilio de Trento (1545), cuando el Congreso se trasladara a Bolonia tuvo desavencias con el Papa Paulo III quien le dijo que "parara en mientes en que estaba en su casa y no se excediera en réplicas" contestándole que "era caballero, su padre lo fue y como tal habría de hacer al pie de la letra lo que su rey y señor le tenía mandado" y que "siendo como era Ministro del Emperador, su casa era donde quiera que pusiera sus pies, y alli estaba seguro". Amenazó con tirar al río al Cardenal de Santa Croce si continuaba sugiriendo la clausura del Concilio de Trento.
Cuatro años después era embajador en Roma y gobernador y Capitán General de Siena y demás plazas de Toscana (1547), dejando la representación en el Concilio. Tras la fracasada sublevación de Siena, sus enemigos en Italia lograron que fuera llamado a España (1554). Más adelante sufriría unas tercianas que le apartaron de momento de la política pero no de las letras. Felipe II al subir al trono le nombró Virrey de Aragón, con escaso éxito.
Acabó desterrado en Granada por una discusión con Diego de Leyva junto al lecho donde moria D. Carlos (1568, hijo mayor de Felipe II). Su ponente le amenazó con una daga y él, con su fuerza, le desarmó y le tiró por la ventana al patio. La "leyenda negra" dice que era por una antigua rivalidad amorosa con Felipe II, al pretender los dos a Isabel de Velasco.
Marchó a tiempo de presenciar la rebelión de las Alpujarras de Fernando de Cordoba ("Aben Humeya") de 1568-1571 y luchar a las órdenes su sobrino Iñigo López de Mendoza contra ella, mandando cartas a la Corte explicando la situación bélica y política.
Tiene una amplia obra poética y fue un gran prosista. Es el autor del "Diálogo entre Caronte y el Alma de Pedro Farnesio" y la "Crónica de las Guerras de Granada", ejemplo de prosa clásica castellana, concisa, exacta, justa e imparcial, en que sigue como modelos a Salustio y Tácito.
Para lograr en 1574 el perdón real regaló a Felipe II su gran biblioteca, reunida principalmente en Italia (mandó al italiano Nicolás Solferino y al griego Arnoldo que le copiaran códices) en los tiempos en que Felipe II estaba creando la bibliotecade El Escorial. Allí se puede ver su espléndida colección de libros italianos, manuscritos e incunables raros encuadernados con sus colores rojo y negro, uno en cada cubierta, rayados verticalmente en oro y con medallón dorado en relieve.
De su muerte dice Marañón "le cortaron una pierna que se le gangrenó después de una temporada de terribles dolores, aunque no tantos como los de la amputación, que soportó rezando el Credo en voz alta como único anestésico".
No hay que confundirle con el primer o tercer Duques del Infantado (que se llamaban igual). Se le atribuyó erróneamente la autoría del "Lazarillo de Tormes". Lope de Vega dijo: "Qué cosa aventaja a una redondilla de Don Diego Hurtado de Mendoza?"

Bibliografía:

"Vida y obras de Don Diego Hurtado de Mendoza" de Angel González Palencia y Eugenio Mele, tres tomos. Madrid (1941-43).
"Son of the Alhambra" de Erika Spivakowsky. University of Texas Press, Austin (1970).
"Crónica de las Guerras de Granada", de Diego Hurtado de Mendoza. Hay múltiples ediciones, como la de editorial Castalia (1970).
"Poesía" de Diego Hurtado de Mendoza. Edición de Luis F. Díaz Larios y Olga Gete Carpio. Ediciones Cátedra (1990).

"Estudio y Edición de la poesía de Don Diego Hurtado de Mendoza" por José Ignacio Díez Fernández. Tesis doctoral editada por la Universidad Complutense de Madrid (1989).