sábado, 30 de abril de 2011

MILONGA TRISTE de HOMERO MANZI.



Milonga triste de HOMERO MANZI.

Milonga triste es una triste milonga (valga la redundancia o este juego de palabras) que Homero Manzi al que tanto admiro, respeto y me agrada escribiera en el año 1936 y que le pusiera música Sebastián Piana con un ritmo de milonga campera que este bellísimo y profundo poema e incorporo el vídeo interpretado por Don Alfredo Zitarrosa que rescata y potencia con su manera de cantar los versos de Manzi que lo entona con unos leves matices o cambios en los versos que no hacen al sentido de Milonga triste...

Milonga triste

Llegabas por el sendero
delantal y trenzas sueltas,
brillaban tus ojos negros,
claridad de luna llena.
Mis labios te hicieron daño
al besar tu boca fresca.
Castigo me dio tu mano,
pero más golpeó tu ausencia. ¡Ay!...

Volví por caminos blancos,
volví sin poder llegar.
Grité con mi grito largo,
canté sin saber cantar.

Cerraste los ojos negros,
se volvió tu cara blanca
y llevamos tu silencio
al sonar de las campanas.
La luna cayó en el agua,
el dolor golpeó mi pecho,
con cuerdas de cien guitarras
me trencé remordimientos. ¡Ay!...

Volví por caminos viejos,
volví sin poder llegar.
Grité con tu nombre muerto,
recé sin saber rezar.

Tristeza de haber querido
tu rubor en un sendero;
tristeza de los caminos
que después ya no te vieron.
Silencio del camposanto,
soledad de las estrellas;
recuerdos que duelen tanto,
delantal y trenzas negras. ¡Ay!...

Volví por caminos muertos,
volví sin poder llegar.
Grité con tu nombre bueno,
lloré sin saber llorar.

miércoles, 27 de abril de 2011

PALABRAS SIN IMPORTANCIA de HOMERO MANZI.



"Palabras sin importancia"
Poema inédito de Homero Manzi que musicalizara Juan Cedrón en el año 2.004 y que forma parte de “Frisón Frisón” del Cuarteto Cedrón.

PALABRAS SIN IMPORTANCIA

Escúchame, al pasar, como yo escucho,
la lluvia que murmura en la ventana,
pensando en algo que olvidé hace mucho,
entre las cosas de la vida vana.

Escúchame también como si oyeras,
esa canción que se enredó en tu vida,
y que vuelve de pronto sin que quieras,
y que es más triste cuanto más se olvida.

Y piensa que mi voz es tu voz misma,
Y que murmuras lo que ya te dije,
Y que mi vida se encuentra con tu vida,
Y que estamos los dos un poco tristes.

Aquí estoy junto a ti, toma mi mano,
no me preguntes para qué he venido.
Piensa que soy tu amigo más lejano,
y que esta noche vuelvo del olvido.

Escúchame pensando que estoy lejos.
Nada acerca mejor que la distancia.
No te diré sentencias ni consejos,
Ni escucharás mentiras ni alabanzas.

Escúchame, al pasar, indiferente,
como se escucha el ruido en la distancia.
Olvida las palabras que te cuente,
mis palabras no tienen importancia.



martes, 26 de abril de 2011

"SI UNA VEZ" de Homero Manzi.


"SI UNA VEZ"
(poema) 
de Homero Manzi

Si una vez, pensaras en la sinrazón de los resortes
que mueven esos gestos donde se afirma tu importancia.

Si una vez, te miraras en el espejo desnudo de la naturaleza
y pudieras salir de las formas que te envuelven
para medir las líneas de tu caricatura elegante.

Si una vez, pudieras hacer el balance de tus ideas
para comparar su saldo con la sabiduría de las estrellas,
de los pájaros, de las hierbas.

Si una vez, el monstruo estúpido de tu razón
pudiera asomarse al misterio de la eternidad.

Si una vez, pudieras ver la suciedad insaciable de tus manos
y fueras capaz de sentir náuseas ante el espejismo del oro.

Si una vez, solamente, compararas la tormenta artificial de tu carne
con la limpia fecundidad de las bestias.

Si una vez, te pudieras transformar en el juez y en el verdugo de tus culpas.

Si una vez, las lágrimas de tus ojos te alcanzaran para llorar tus errores
y tus palabras fueran suficientes para pedir perdón.

Si una vez, en la soledad de tu propia conciencia pudieras sentirte
el más humilde y el más malo y el más incapaz y el más inútil.

Si una vez, sintieras la sed de todo lo que te falta
y la repugnancia de todo lo que te sobra.

Si una vez, frente al misterio de Dios, pudieras descifrar su mensaje.

Si una vez, pudieras cerrar los ojos, sin encender en el alma
la envidia, el deseo, la ambición, el egoísmo.

Si una vez, te dijeran que no supiste querer a tu madre,
a tu padre, a tu hijo, a tu hermano, a tu amigo.

Si una vez, fueras capaz de dar la razón a los que llamas tus enemigos.

Si una vez, pudieras entrar en la luz de la santidad sin una palabra en los labios.

Si una vez, tus ojos creyeran sin ver y tus oídos tuvieran fineza
para escuchar la voz del corazón desnudo.

Si una vez, no sintieras horror ante la muerte por amor al placer de la vida;
o si sintieras amor a la vida sin necesidad del horror a la muerte.

Si una vez, te pudieras olvidar de tus triunfos, y de tus derrotas...
habrías justificado tu existencia.

Homero Manzi

Cuentan que la voz de Homero Manzione se levantó en la tribuna esquinera, erguido sobre cajoncitos de cerveza, apostrofando las entregas y latrocinios de la Década Infame (cuando hacía política en la mítica F.O.R.J.A. Fuerza de Orientación de la Joven Argentina) que fue un puente entre ese radicalismo de tendencia yrigoyenista y el peronismo que nacería luego.

"Nos dicen  que hay una cosa intocable entre los distintos eslabones de la economía: el gran capital, especialmente cuando se trata de accionistas extranjeros, y por eso es necesario crear la mentalidad opuesta, la mentalidad nacional, que frente a ese argumento diga sencillamente esto ¡qué se vayan a la puta que los parió esos accionistas!"

Y en las encrucijadas que le ofrecía su vida decía:
“Tengo por delante dos caminos: hacerme hombre de letras o hacer letras para los hombres” y de esos dos caminos elije se el poeta del pueblo.


Fuente de información, poema e imagenes: internet recreación de  BARDA SUREÑA.

sábado, 23 de abril de 2011

Más sencilla... más sencilla... poesía de León Felipe.

POETAS QUE PROMETEN... 
LEÓN FELIPE. 



Más sencilla... más sencilla... 


Sin barroquismo,
sin añadidos ni ornamentos. 

Que se vean desnudos 
los maderos, 
desnudos 
y decididamente rectos. 

«Los brazos en abrazo hacia la tierra, 
el mástil disparándose a los cielos.» 

Que no haya un solo adorno 
que distraiga este gesto... 
este equilibrio humano 
de los dos mandamientos. 

Más sencilla... más sencilla... 
haz una cruz sencilla, carpintero. 

León Felipe, 1884/ 1968


viernes, 22 de abril de 2011

LEOPOLDO LUGONES.

SEMANA SANTA.

POETAS QUE PROMETEN...

LEOPOLDO
LUGONES



Pasatiempo singular
Aunque en el fondo inocente
Como escupir desde un puente
O hacerse crucificar.
Leopoldo Lugones,
escritor y argentino, Siglo XX.

miércoles, 20 de abril de 2011

Camino al Calvario.



POETAS QUE PROMETEN...

TIRSO DE MOLINA

Camino al Calvario.

Dulce Señor, enamorado mío,
¿adónde vais con esa cruz pesada?
Volved el rostro a un alma lastimada
de que os pusiese tal su desvarío.

De sangre y llanto entre los dos un río
formemos hoy; y si a la vuestra agrada,
partamos el dolor y la jornada,
que de morir por Vos, en Vos confío.

¡Ay, divino Señor del alma mía!
no permitáis que otro nuevo esposo
me reconozca suya en este día;

bajad de vuestros cielos amoroso,
y si merece quien por vos porfía,
dadme estos brazos, soberano Esposo.


Tirso de Molina
1584 / 1648

SEMANA SANTA: JESÚS CAE POR CUARTA VEZ de Antonio Caponnetto.



LA SEMANA SANTA: ¿SEMANA
DE VACACIONES O DE LUTO?

El Jueves Santo, el Viernes Santo y el Sábado Santo forman el Triduo Sacro. Son los días de la Semana Santa, de la semana más importante de la historia de la humanidad. Porque para nada hubiera servido la creación si no hubiera habido la salvación.
Cristo se hizo nuestro Cordero que carga con nuestros pecados. Cristo quiere “morir a fin de satisfacer en nuestro lugar a la justicia de Dios, por su propia muerte”, dice Santo Tomás de Aquino en su “Suma Teológica” (IIIª parte, 66, 4).
La Semana Santa es la Semana de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo.
La PASIÓN significa los sufrimientos y la muerte de Cristo en la Cruz. Pasión, Redención, Salvación y vida eterna para nosotros están vinculadas. Sin los sufrimientos, la Cruz y la muerte de Cristo no hay salvación para ti, pecador ingrato.
Cristo acepta ser maltratado, para que tú no lo seas eternamente; Cristo acepta ser flagelado para que tú no seas flagelado por los demonios y el fuego en el infierno.
Cristo acepta gustar la tremenda sed de la crucifixión; acepta gustar la muerte amarga de la Cruz, para que tú no gustes la sed eterna de Felicidad. Cristo acepta ser deshonrado en la Cruz para que tú no seas deshonrado y confundido en el día del Juicio Final.
Y tú, hijo ingrato, ¿qué haces en esos días de la Semana Santa mientras que tu Señor está muriendo en tu lugar para salvarte? ¿Cómo los utilizas? ¿A dónde vas? ¿Por qué los profanas?
Si en esos días tu patrón te dispensa de trabajar porque es Semana Santa, Semana de Luto, Semana de la Muerte del Hijo de Dios; tú deberías saber muy bien que esos días santos no son días de vacaciones, ni de disipación, ni de playa. Son días de penitencia, de oración y de lágrimas.
El Hijo de Dios hecho hombre está luchando contra el demonio y la justicia divina para librarte. Sí, para librarte a ti y a tu familia del más grande peligro que pueda existir: el de la perdición eterna. Sábelo, incúlcalo a tus hijos para que sean agradecidos con su Salvador.
La SANGRE que borra tus pecados es la de tu Bienhechor: Nuestro Señor Jesucristo. Es Dios mismo Quien te lo dice: “Sin efusión de sangre no hay remisión de pecados” (Hebreos, 9, 22). Ningún hombre puede conseguir por sí mismo el perdón de sus pecados. Debe buscarlo en otra parte: ¿dónde? en la Sangre del Hijo de Dios que murió en la Cruz el Viernes Santo. San Pablo dice: “En Él, por su Sangre tenemos la redención, el perdón de los pecados…” (Efesios, 1,7).
Sobre todo no digas que no has pecado y no necesitas del perdón. Si lo dijeras manifestarías tu gran ceguera e ignorancia. “Si decimos: «No tenemos pecado», nos engañamos y la verdad no está en nosotros. Si reconocemos nuestros pecados, fiel y justo es él para perdonarnos los pecados y purificarnos de toda injusticia. Si decimos: «No hemos pecado», lo hacemos mentiroso y su Palabra no está en nosotros” (I San Juan, 1, 8).
El hombre no puede ofrecer sacrificio propiciatorio por sus pecados. Nuestro Señor Jesucristo se hizo propiciación por nuestros pecados. Él se ofrece el Viernes Santo en Sacrificio propiciatorio por ti. Solo, mediante la Sangre de Cristo, puedes purificarte, puedes liberarte de las cadenas del pecado y de la tiranía del demonio.
Y en estos días durante los cuales Cristo esta en los tormentos de la Cruz para merecerte la salvación, tú, pecador necesitado, te vas a la playa, a pasear, a divertirte, quizás a acumular más pecados a los que ya hayas cometido. ¡Despiértate, hermano mío, despiértate de tu letargo! ¡Sé agradecido con tu Bienhechor! ¡Actúa como católico verdadero!
Fragmento de un artículo del blog de Revista Cabildo, domingo 10 de abril de 2011.

POESÍA QUE PROMETE...

JESÚS CAE POR CUARTA VEZ

La tarde huele a sangre y a gemido,
arriba espera el monte abovedado,
más hondo que la huella del arado,
más seco que el ahogo de un latido.

Ya estaba terminado el recorrido,
pronto estaría todo consumado
pero advertiste el rostro de un pecado
venidero y final como un crujido.

La Nave quiebra un mástil, se te aparta,
¡Navega hacia alta mar!, le gritas mudo
y caíste la vez número cuarta.


Mañana sonarán repiqueteos
pero hoy, tu viernes desolado y rudo,
Aquí estamos, Señor, tus cireneos.

Antonio Caponnetto, escritor y poeta católico argentino, Siglo XXI

lunes, 18 de abril de 2011

HUBO UN ABRIL de DON TEO - DOROTEO OSCAR PRIETO.




ESCRITORES 
PATAGÓNICOS.

HUBO UN ABRIL 
Por: Don Teo Doroteo Oscar Prieto.

Hubo un abril diferente, / lleno de glorias ligeras: /
hubo un abril de coraje, con euforias pasajeras.
Hubo un abril allá lejos / que se llenó de banderas;
fue un abril azul y blanco / como el pecho de mi tierra.
Fue un abril con esperanzas / que después fueron burladas;
fue un abril lleno de ansias, y de angustias afiebradas.
Fue un abril amalvinado / de un coraje adolescente /
y que después, torpemente / se convirtió en un pecado.
Fue un abril entusiasmado / con mentiras de uniforme /
con mártires inocentes / y con un pueblo frustrado.
No debemos olvidar / lo que pasó aquel abril /
La mentira militar / se hizo vergüenza civil.

El poema fue musicalizado por el señor Hugo Salinas, oriundo de San Antonio Oeste, actualmente radicado Villa Regina.

BREVE BIOGRAFÍA:
Doroteo Oscar Prieto (Don Teo)
 Don Teo es el nombre que eligió Doroteo Prieto, para identificarse luego de empezar a recorrer el camino artístico. El hombre, que ha residido en muchas ciudades del país por su actividad laboral, produjo libros sólo en dos: en San Martín de Los Andes paraíso cordillerano en el que sufrió la tragedia de perder a un hijo de 14 años en aguas del Lácar lo que le obligó a recurrir al arte como tabla de salvación, y en Las Grutas, edén del atlántico que lo rescató de la pena y dio esperanzas al resto de sus días. Hoy, en su refugio situado frente al mar, produce poesías cargadas de emociones e historias. En Gruterías, su primer libro grutense, comienza a demostrar su amor por el sitio por el que apuesta el futuro familiar. Vale aclarar que los libros del autor hasta el momento son TRES: "Entre Coirones y Neneos" ; "Gruterías" y "Azul Calfú", además de varias ediciones compartidas en Capital Federal; Mercedes (Prov. Bs.As.); Mar del Plata; Neuquén y Colorado (U.S.A.).-
En uno de sus libros, agradece a quienes se animaron a ponerle música a varios de sus poemas, entre ellos al Sr. Hugo Salinas,  que  encontró en los poemas patagónicos de Don Teo una fuente de inspiración por su amor a la patagonia.  Y uno de los primeros que musicalizó fue Juan Loncomil con melodía de milonga. En el 2002, con el Trío Patagonia lo llevó al certamen del Pre-Cosquín. Allí resultó premiado y esta vez lo interpretó en la Plaza Próspero Molina de esa ciudad.  Hugo le puso música a más de veinte poemas de Don Teo. Sostiene que se complementa con el escritor. Añade nuevos ingredientes y hasta aquellos que ni siquiera están verbalizados en las estrofas. Desde el año 2003 por razones laborales se radicó definitivamente en Villa Regina, añorando aquel Grupo Patagonia, que lo llevó a recorrer numerosos escenarios de todo el país.-

* Se agradece la información brindada al Señor Hugo Salinas.

sábado, 16 de abril de 2011

RECETAS PARA VIVIR de Carlos Schulmaister.


ESCRITORES PATAGÓNICOS.

En BARDA SUREÑA un poema del Reginense Carlos Schulmaister donde nos da su Receta para vivir (que no es poca cosa).

RECETAS PARA VIVIR

Vivir como el viento,
vagando y volando,
con fuerza y con bríos,
con suavidad de brisa,
llegar desmayando,
o no llegar,
no prever el mañana,
ni pronosticar
que dónde estaré,
o qué será de mí,
y no preocuparme.
Vaciar la mochila,
soltar el pasado,
vivir el momento,
tirar pa´delante,
tomar un atajo,
cambiar de camino,
pasar de largo,
detener el paso,
interrumpir,
abandonar todo,
partir para siempre,
o volver
cuando yo lo decida.
Tomar lo que viene,
sin pretensiones,
ni prevenciones,
ni planes,
ni balances,
ni ambiciones,
tener fines
pero no objetivos,
estar conforme
pero no satisfecho.

Soñar con pasión, sin ser un iluso,
ni un prudente, ni un cobarde,
ante peligros u obstáculos.
Gozar lo que se tiene,
sin sufrir la carencia,
lo que pudo haber sido,
o lo que nunca tendré.
Descubrir la inmensidad
en lo pequeño o escaso,
la grandeza en lo modesto,
y la provisoriedad de todo.
Brindarse por entero,
sin esperar recompensa,
amar por amar,
sin aferrarse,
con libertad,
cantarle a lo bello,
lo bueno y lo justo,
por el placer de cantar.
O…
estar como una planta, prisionero,
en un minúsculo punto del espacio,
inmóvil para siempre,
sin mirar más allá,
y sin saber mirar más acá.
O…
como una locomotora,
que arrastra vagones,
con carga pesada,
con el mismo horario
de partida y llegada,
con recorrido fijo,
por los mismos rieles,
debiendo llegar sin retraso,
sin sorpresas, ni cambios,
contento por ello,
por haber cumplido
con lo previsto,
con el deber.
Planificando, calculando,
midiendo la distancia
antes de dar un paso,
previendo los riesgos de todo,
midiendo los logros,
acumulando,
administrando,
ahorrando,
dosificando,
retaceando
dinero
y afectos,
buscando llegar
al punto de satisfacción,
Amar a medias,
por los carriles debidos,
apoderarse del otro,
soportar el desamor,
cambiar amor por confort,
con un destino de jubilado,
aferrado a una casa,
un empleo,
o una familia.
Secarse el corazón,
helarse el alma,
borrarse la sonrisa,
la alegría,
los anhelos,
dejar de soñar,
ser hombre de pro.

Carlos Schulmaister
(Villa Regina – Río Negro, Argentina)


BREVE BIOGRAFÍA:
Carlos Schulmaister es un educador reginense, escritor y columnista argentino, maestro, profesor de Historia, Máster en Gestión y Políticas Culturales en el MERCOSUR, docente durante más de treinta años en el área de Pedagogía y Didáctica de las Ciencias Sociales en institutos terciarios del profesorado.
Fue Director Normalizador en Instituto de Formación Docente Continua de Villa Regina. desde 1989 a 1990, Director fundador del Museo Comunitario de Villa Regina , desde marzo de 1992 a diciembre de 2000 (hoy Museo Histórico “Felipe Bonoli”), Director Municipal de Cultura, desde 1987 a 1990.
Es autor de De la patria y los actos patrios escolares; Los intelectuales: entre el mito y el mercado; Gestión cultural municipal: de la trastienda a la vidriera; y otros títulos.

Blog: http://www.elansiaperpetua.com.ar/

martes, 12 de abril de 2011

PATAGONIA SOY de Jorge Castañeda.

ESCRITORES PATAGÓNICOS.



PATAGONIA SOY

Patagonia soy distancia

nevazón y pedregal

el pecho blanco del ñanco

suerte tal vez me dará.


Patagonia soy silencio

del coirón y chacayal

el viento se hace ceniza

bajando del salitral.


Patagonia soy michay

cumbres menuco escorial

un cerro más otro cerro

¿Destino dónde estarás?


Patagonia soy vertiente

de agua pura manantial

picada abierta en la estepa

sol ardido y arenal.


Patagonia soy basalto

mallín guanaco y guadal

de piedra son mis silencios

de pircas mi soledad.


Patagonia soy gaviotas

señoras del litoral

rastrillada de las lanzas

¿mi tierra cómo olvidar?


En el Sur busco mi Norte

su impronta prendida está

Patagonia soy meseta

bajos cerro y salitral.


Jorge Castañeda
Valcheta (Río Negro, Argentina)

BREVE BIOGRAFÍA:
Escritor nacido en Bahía Blanca EN 1951, desde 1953 radicado en la localidad rionegrina de Valcheta (ya es Rionegrino como el que más).
Entre sus obras publicadas pueden citarse, entre otras, "La ciudad y otros poemas", "Poemas sureños", "Poemas breves", "Sentir patagónico", "Arturo y los soldados", "Como Perón en el cuadro", "Poemas cristianos", etc.

Blog: http://jorgecastaneda.fullblog.com.ar/

sábado, 9 de abril de 2011

Vladimir Mayakovsky.



VLADIMIR 
MAYAKOVSKY

¿SE ATREVE?

Yo emborronaré el mapa de lo vulgar
vertiendo la pintura en un vaso.
En un plato de gelatina mostré
los pómulos oblícuos del océano.

En las escamas de un pez de hojalata
leí la llamada de nuevos labios.
Y usted
¿se atreve
a tocar un nocturno
en la flauta de los canalones?


Vladimir Mayakovsky o Maiakovski. Poeta ruso (1893-1930). Fue el poeta de la Revolución Socialista rusa que cantó loas a la Revolución. Terminó pegándose un tiro. Se dio cuenta de una nueva forma de esclavitud. La del pensamiento.

Su último poema antes del tiro final del desencuentro con el mundo...

¡A todos!

No se culpe a nadie de mi muerte y, por favor,

nada de chismes. Lili ámame.

Camarada gobierno, mi familia es: Lili Brik, mi madre, mis hermanas y Verónica Vitaldovna Polonskaya.

Si se ocupan de asegurarles una existencia decente, gracias.

Por favor den los poemas inconclusos a los Brik,

ellos los entenderán.

Como quien dice

la historia ha terminado.

El barco del amor

se ha estrellado

contra la vida cotidiana

Y estamos a mano

tú y yo

Entonces ¿para qué

reprocharnos mutuamente

por dolores y daños y golpes recibidos?

POEMAS Y POETAS PATAGÓNICOS. LOS ALAMBRADOS de la Veranada.

El siguiente es un poema hecho Milonga Campera con versos de autoría de Don Marcelo Berbel y que compone con Hugo Berbel un tema que cantara el Cantor Popular Argentino Jorge Cafrune y que su hija Yamila Cafrune en "Herencia" cantara con el recitado de Argentino Luna.




LOS ALAMBRADOS de la Veranada
de Marcelo Berbel


Que esta tierra era de Dios,
mi padre me dijo un día,
que era de Dios y era mía,
y no tenía patrón.
Dijo no ver la razón,
de tener miedo que alambran,
ya que la tierra es tan grande,
criolla herencia del paisano.
Hoy de prepo echaron mano,
hasta donde duerme mi padre.
Tierra donde largos años,
veneraron mis abuelos,
por estas leguas del suelo,
donde hoy yo parezco extraño.
Las leyes gauchas de antaño,
cayeron al papelaje,
le han puesto precio al pastaje,
y cercaron las aguadas.
Quise ser algo y soy nada,
ya no es mío ni el paisaje.
Por dónde no habrán tranqueras
para poder galopear.
Quién juera viento pa’ andar,
campo ajuera y tiempo adentro.
Volver con la primavera,
señalar junto al fogón,
sentir la lluvia y el sol,
guitarrear pialando estrellas.
Hoy tan solo la huella,
anida en mi corazón.
Aquí nací y me crié,
campeador de sueño y vaca.
Hoy me queda un piñu e’ flaca,
y este pobre pangaré.
Pucha, pa’ ande rumbearé,
ya que todo lo que amaba,
lo que a mis hijos dejaba,
hoy es para los de arriba,
suerte que el cielo está encima...
sino, también lo alambraban.


Alambrado de la Veranada
por los Hermanos Berbel
( Marité y Hugo Berbel)