sábado, 31 de agosto de 2013

"A pesar de todo" y "Argentina primer mundo" de Eladia Blázquez.

A pesar de todo, me trae cada día
la loca esperanza, la absurda alegría.
A pesar de todo, de todas las cosas,
me brota la vida, me crecen las rosas.
A pesar de todo me llueven luceros,
invento un idioma diciendo... “te quiero”.
Un sueño me acuna, y yo me acomodo
mi almohada de luna, a pesar de todo...


A pesar de todo, la vida que es dura,
también es milagro, también aventura.
A pesar de todo irás adelante.
¡La fe en el camino será tu constante!
A pesar de todo, dejándola abierta,
verás que se cuela el sol por tu puerta.
No hay mejor motivo, si encuentras el modo,
de sentirte vivo... ¡A pesar de todo!

A pesar de todo estoy aquí puesta,
los pájaros sueltos, el alma de fiesta.
A pesar de todo me besa tu risa,
y el duende, y el ángel del vino y la brisa.
A pesar de todo, el pan y la casa,
los chicos que crecen jugando en la plaza...
A pesar de todo, la vida ¡qué hermosa!
siempre y sobre todo, de todas las cosas.

 
Este sí que es un poema que llena de inyecciones de optimismo para seguir adelante...


Honrar la vida eso es lo que buscó Eladia Blázquez toda su vida como un sino. 
De Eladia Blázquez dice Julio Nudler que logró crear en la década del ´60 verdaderos éxitos y de gran calidad –cuando el tango había caído en su popularidad; lejos estaba de los tiempos “de oro” de la década del 40 y ´´50. 
Se la comparó con ese poeta filósofo del tango que fuera Enrique Santos Discépolo el creador de letras como “Canción desesperada”, “Uno”, “Yira, Yira…”, “Cambalache”, “Chorra”, entre otras; se la apodó ¡todo un elogio! “como la Discépolo con faldas” que es exagerado. 
Ella fue cantante y compositora. Autora de "Sueño de barrilete"  cuya letra dice:  “Yo quise ser un barrilete / buscando altura en mi ideal, / tratando de explicarme que la vida, es algo más / que un simple plato de comida. / Y he sido igual que un barrilete / al que un mal viento puso fin, / no sé si me falló la fe, la voluntad, / o acaso fue que me faltó piolín",  de "Contame una historia", "Mi ciudad y mi gente", "Domingos de mi ciudad", "María de Nadie", "Si Buenos Aires no fuera así",  el tango “El corazón al sur” que retrata “su sur” Avellaneda… dice un fragmento de este poema: "Nací en un barrio donde el lujo fue un albur, / por eso tengo el corazón mirando al sur”, “Invierno porteño”, "Con las alas del alma", “Prohibido prohibir”, “Honrar la vida”, “Sin piel”  otro fragmento para deleitarse con las creaciones de esta verdadera poeta porteña: "¡Ya sé! Llegó la hora de archivar el corazón... / De hacer con la ilusión, que no me va a servir, / un lindo paquetito azul, / guardarlo en el baúl y no volverlo a abrir... / Es hora de matar los sueños, es hora de inventar coraje / para iniciar un largo viaje / por un gris paisaje... / ¡sin amor!"; y otros títulos como “Argentina primer mundo” que retrata la década de los ´90: “En el medio de este "mambo" y el delirio mas profundo... / el cartel de primer mundo, nos vinieron a colgar./Tan grotesco es el absurdo, tan inmundo está el chiquero/ que mirando el noticiero, ¡me reí por no llorar!/ Todo el mundo está en el oro, dado vuelta de la nuca/ ¡Nos vendieron hasta el loro, la altivez, la dignidad!/ No terminan de asombrarnos, y es tan grande el desatino.../ Que a la leche y hasta el vino, hoy por hoy.../ ¡Les tenés que desconfiar!”
Fue nombrada Hija dilecta de la ciudad de Avellaneda en 1988 y Ciudadana Ilustre de Buenos Aires en 1992.


Y COMO YAPA "ARGENTINA PRIMER MUNDO" DE ELADIA BLÁZQUEZ. 

Y me duele que sea cierto... Con dolor del más profundo.
Porque si esto es primer mundo, ¿etse mundo dónde está?
Si parece la utopía de un "mamao" voy a hacértela bien corta...
¡se afanaron con la torta, el honor y la verdad!


jueves, 29 de agosto de 2013

AUSENCIA DE DIOS - POEMA DE MARIO BENEDETTI.


Digamos que te alejas definitivamente
hacia el pozo de olvido que prefieres,
pero la mejor parte de tu espacio,
en realidad la única constante de tu espacio,
quedará para siempre en mí, doliente,
persuadida, frustrada, silenciosa,
quedará en mí tu corazón inerte y sustancial,
tu corazón de una promesa única
en mí que estoy enteramente solo sobreviviéndote.

Después de ese dolor redondo y eficaz,
pacientemente agrio, de invencible ternura,
ya no importa que use tu insoportable ausencia
ni que me atreva a preguntar si cabes
como siempre en una palabra.

Lo cierto es que ahora ya no estás en mi noche
desgarradoramente idéntica a las otras
que repetí buscándote, rodeándote.
Hay solamente un eco irremediable
de mi voz como niño, esa que no sabía. 

Ahora qué miedo inútil, qué vergüenza
no tener oración para morder,
no tener fe para clavar las uñas,
no tener nada más que la noche,
saber que dios se muere, se resbala,
saber que dios retrocede con los brazos cerrados,
con los labios cerrados, con la niebla,
como un campanario atrozmente en ruinas
que desandara siglos de ceniza.

Es tarde. Sin embargo yo daría
todos los juramentos y las lluvias,
las paredes con insultos y mimos,
las ventanas de invierno, el mar a veces,
por no tener tu corazón en mí,
tu corazón inevitable y doloroso
en mí que estoy enteramente solo
sobreviviéndote.


 

martes, 27 de agosto de 2013

ADIOS A LA MAMA de CHARLES AZNAVOUR.

Ya están aquí  Llegaron ya  A la llamada del amor  Está muriendo la mamá  Todos al fin  Llegaron ya  De todas partes del país  Desde el mayor  Hasta el menor  Todos en torno a la mamá  Y hasta los niños al jugar  En un extremo del salón  Se esfuerzan para no gritar  Es una última atención  A la mamá  Todos se turnan  En cuidarla  En atenderla y abrazarla  Esta muriendo la mamá  Santa María, madre de Dios  Nuestra Señora del Dolor  Todos te rezan con fervor  Y entonan el Ave María  Ave María  Tanto recuerdo  Y tanto amor  Alrededor  De la mamá  Tanto suspiro  Tanto dolor  Alrededor de la mamá  Vuelve a formarse la reunión  Y así por la postrera vez  Está muriendo la mamá  Y como un rito en la ocasión  Se pasan una y otra vez  El jarro con sabor a pez  Que beben con moderación  Es claro que no hay pena, no hay tristeza  Hay una gran resignación  Y mientras un hermano reza  El otro canta una canción  A la mamá  Y las mujeres se han reunido  En torno a la hermana mayor  Está muriendo la mamá  Un cirio medio consumido  Ante la imagen del Señor  Con un rosario renegrido  Repitan todos la oración  Ave María  Tanto recuerdo  Y tanto amor  Alrededor de la mamá  Tanto suspiro  Tanto dolor  Alrededor de la mamá  Que jamás  Jamás  Jamás  ¡Jamás nos dejará!

Me sirve y no me sirve... MARIO BENEDETTI.




Me sirve y no me sirve 
La esperanza tan dulce, 
tan pulida, tan triste, 
la promesa tan leve, 
no me sirve. 
No me sirve tan mansa la esperanza 

La rabia tan sumisa, 
tan débil, tan humilde, 
el furor tan prudente 
no me sirve. 
No me sirve 
Tan sabia tanta rabia. 

El grito tan exacto 
si el tiempo lo permite, 
alarido tan pulcro 
no me sirve. 
No me sirve tan bueno 
Tanto trueno 

El coraje tan dócil 
la bravura tan chirle, 
la intrepidez tan lenta 
no me sirve. 
No me sirve 
tan fría la osadía. 

Si me sirve la vida 
que es vida hasta morirse, 
y el corazón alerta sí me sirve. 
Me sirve cuando avanza 
la confianza. 

Me sirve tu mirada 
que es generosa y firme, 
y tu silencio franco sí me sirve. 
Me sirve la medida de tu vida. 

Me sirve tu futuro 
que es un presente libre, 
y tu lucha de siempre 
sí me sirve. 
Me sirve tu batalla 
sin medalla. 

Me sirve la modestia 
de tu orgullo posible, 
y tu mano segura 
sí me sirve. 
Me sirve tu sendero, 
compañero.


Oración a la justicia de María Elena Walsh.



Oración a la justicia


Señora de ojos vendados
que estás en los tribunales
sin ver a los abogados,
baja de tus pedestales.
Quítate la venda y mira
cuánta mentira.

Actualiza la balanza
y arremete con la espada,
que sin tus buenos oficios
no somos nada.

Lávanos de sangre y tinta,
resucita al inocente
y haz que los muertos entierren
el expediente.

Espanta a las aves negras,
aniquila a los gusanos
y que a tus plantas los hombres
se den la mano.

Ilumina al juez dormido,
apacigua toda guerra
y hazte reina para siempre
de nuestra tierra.

Señora de ojos vendados,
con la espada y la balanza
a los justos humillados
no les robes la esperanza.
Dales la razón y llora
porque ya es hora.

lunes, 26 de agosto de 2013

EL DULCE MILAGRO de JUANA DE IBARBOUROU.


¿Que es esto? ¡Prodigio! Mis manos florecen.
Rosas, rosas, rosas a mis dedos crecen.
Mi amante besóme las manos, y en ellas,
¡oh gracia! brotaron rosas como estrellas.

Y voy por la senda voceando el encanto
y de dicha alterno sonrisa con llanto
y bajo el milagro de mi encantamiento
se aroman de rosas las alas del viento.

Y murmura al verme la gente que pasa:
"¿No veis que está loca? Tornadla a su casa.
¡Dice que en las manos le han nacido rosas
y las va agitando como mariposas!"

¡Ah, pobre la gente que nunca comprende
un milagro de éstos y que sólo entiende
Que no nacen rosas más que en los rosales
y que no hay más trigo que el de los trigales!

Que requiere líneas y color y forma,
y que sólo admite realidad por norma.
Que cuando uno dice: "Voy con la dulzura",
de inmediato buscan a la criatura.

Que me digan loca, que en celda me encierren
que con siete llaves la puerta me cierren,
que junto a la puerta pongan un lebrel,
carcelero rudo carcelero fiel.

Cantaré lo mismo: "Mis manos florecen.
Rosas, rosas, rosas a mis dedos crecen".
¡Y toda mi celda tendrá la fragancia 
de un inmenso ramo de rosas de Francia!

domingo, 25 de agosto de 2013

Domingo Santiagueño (Chacarera) de Carlos Carabajal.


Un domingo santiagueño
no es un domingo cualquiera,
hasta el sol viene saliendo
con ritmo de chacarera.


Cada cual tiene su dicha
con baile, empanada y vino
zapatiando en el salitre
si más caliente es más lindo.

Y arriba en la costanera
se ven parrillas humeando,
es hora que el calavera
está el incendio apagando.


Los domingos santiagueños
Dios quiera que no se pierdan
aquí le mando un suspiro
a mi tierra santiagueña.




Añoranzas de La Banda
achalitay qué hermosura
"Apalo" con sus hermanos
preparan la compostura



Qué linda noche i' pasao
soñando de que volvía
a empacharme con zapallo,
tuna fresquita y sandia.



Comieron toda la noche
vino y pastel de vizcacha
y ahora caminan firme
disimulando la macha.




Los domingos santiagueños
Dios quiera que no se pierdan
aquí le mando un suspiro
a mi tierra santiagueña.

sábado, 24 de agosto de 2013

Uno no escoge de Gioconda Belli, Nicargüa.



    Uno no escoge el país donde nace;
    Pero ama el país donde ha nacido.


    Uno no escoge el tiempo para venir al mundo;
    Pero debe dejar huella de su tiempo.

    Nadie puede evadir su responsabilidad.

    Nadie puede taparse los ojos, los oídos,
    Enmudecer y cortarse las manos.


    Todos tenemos un deber de amor que cumplir,
    Una historia que nacer
    Una meta que alcanzar.


    No escogimos el momento para venir al mundo:
    Ahora podemos hacer el mundo
    En que nacerá y crecerá
    La semilla que trajimos con nosotros.

jueves, 22 de agosto de 2013

HIMNO NACIONAL ARGENTINO, VERSIÓN CANTADA, COMPLETA.


Oid ¡mortales! el grito sagrado:
¡Libertad, Libertad, Libertad!
Oid el ruido de rotas cadenas:
Ved en trono a la noble Igualdad.
Se levanta la faz de la tierra
Una nueva y gloriosa Nación:
Coronada su sien de laureles
Y a sus plantas rendido un León
Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.
De los nuevos campeones los rostros
Marte mismo parece animar;
la grandeza se anida en sus pechos,
A su marcha todo hace temblar.
Se conmueven del Inca las tumbas
Y en sus huesos revive el ardor,
Lo que ve renovando a sus hijos
De la Patria el antiguo esplendor.
Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.
Pero sierras y muros se sienten
Retumbar con horrible fragor:
Todo el País se conturba por gritos
De venganza, de guerra y furor.
En los fieros tiranos la envidia
Escupió su pestífera hiel,
Su estandarte sangriento levantan
Provocando a la lid más cruel.
Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.
¡No lo véis sobre Méjico y Quito
Arrojarse con saña tenaz,
Y cuál lloran bañados en sangre
Potosí, Cochabamba y la Paz!
¡No lo véis sobre el triste Caracas
Luto y llantos y muerte esparcir!
¡No lo véis devorando cual fieras
Todo pueblo que logran rendir!
Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.
A vosotros se atreve ¡Argentinos!
El orgullo del vil invasor,
Vuestros campos ya pisa contando
Tantas glorias hollar vencedor.
Más los bravos que unidos juraron
Su feliz libertad sostener,
A esos tigres sedientos de sangre
Fuertes pechos sabrán oponer.
Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.
El valiente argentino a las armas
Corre ardiendo con brío y valor,
El clarín de la guerra cual trueno
En los campos del Sud resonó,
Buenos Aires se pone a la frente
De los pueblos de la ínclita Unión,
Y con brazos robustos desgarran
Al ibérico altivo León.
Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.
San José, San Lorenzo, Suipacha,
Ambas Piedras, Salta y Tucumán,
La Colonia y las mismas murallas
Del tirano en la Banda Oriental;
Son letreros eternos que dicen:
Aquí el brazo argentino triunfó
Aquí el fiero opresor de la Patria
Su cerviz orgullosa dobló.
Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.
La victoria al guerrero argentino
Con sus alas brillantes cubrió
Y azorado a su vista el tirano,
Con infamia a la fuga se dió;
Sus banderas, sus armas se rinden
Por trofeos a la Libertad,
Y sobre alas de gloria alza el pueblo
Trono digno a su gran majestad.
Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.
Desde un polo hasta el otro resuena
De la fama el sonoro clarín,
Y de América el nombre enseñando,
Les repite: ¡Mortales! Oid:
¡Ya su trono dignísimo abrieron
Las provincias unidas del Sud!
Y los libres del mundo responden:
¡Al Gran Pueblo Argentino Salud!

miércoles, 21 de agosto de 2013

ALELUYA de Mario Benedetti y LA PANTERA ROSA.

Aleluya.

Aleluya. El tiempo pasa y yo sigo viviendo, con los dolores y las ausencias de siempre pero sigo viviendo. Con la suerte y la muerte a la vista, con las golondrinas y los buitres, con el alma en pena y la cordura casi loca, con las cenizas del olvido y el pan duro de las promesas. Pero sigo viviendo.
Aleluya. En alguna rara ocasión mi soledad se llena de prójimas y mis brazos abrazan y abrasan. Mi memoria viaja de noche en noche; mis jardines, de amanecer en amanecer.
De todos los puentes cruzo el más frágil: el que une tu desolación con mi consuelo, y mi consuelo con tu desolación, Acaricio los pinos antes de que en el próximo vendaval besen el suelo.
Aleluya. Cuando encuentre la verdad aún estaré a tiempo para llevar mi infancia conmigo y clavarla luego como un afiche en la pared de la cocina. Nos vamos para volver; volvemos para irnos de nuevo. El tiempo es un viaje de escalas infinitas donde aprendemos y enseñamos algo.
Aleluya. Piso tantos umbrales que los pies desnudos me arden. Desde esos umbrales imagino el infierno, pero de pronto recuerdo (aleluya x 2) que soy ateo, tanto de Dios como del diablo.
Vivir aquí, en los arrabales del universo, no está tan mal. Dos por tres vienen pájaros curiosos, con su experiencia del espacio, y acaban colgándose en un crepúsculo de árboles. Crecimos en un exilio de la esperanza, sin advertir que era un exilio de la nada.

Fragmento de Mario Benedetti.

Y COMO YAPA QUE NO TIENE NADA QUE VER CON NADA... POR PURAS GANAS DE COMPARTIRLO EL TEMA DE LA PANTERA ROSA DE HENRY MANCINI.



lunes, 19 de agosto de 2013

¿Sabes que tengo aquí, en éstas manos? POEMA DE SANDRO.


¿Sabes que tengo aquí, en éstas manos?
Un nuevo amanecer, la rosa fresca
La noche del amor, luna y estrellas
Y un pecado a estrenar...cuando apetezcas.
¿Sabes que tengo aquí, en éstas manos?
La marca de los clavos y la muerte
La unión al mas allá, el padrenuestro
Y el sabor de los panes y los peces.
¿Sabes que tengo aquí, en éstas manos?
¡Un rayo de tu luz! ¡ La buena suerte!
Si las abro hacia ti, tengo la vida
Si las cierro sin ti...tengo la muerte.
¿Sabes que tengo aquí, en éstas manos?
El poema de amor jamás escrito
Si pudiera...en tu piel te dejaría
Dos palabras, no más...¡te necesito!





domingo, 18 de agosto de 2013

Vos y yo, el Pueblo de Alicia Abatilli.


Vos y yo, los que siempre confiamos.
Esos que mostramos las manos abiertas y sólo las cerramos cuando la esperanza se marcha.  
Vos y yo, los crédulos.
Los que comemos migajas pero sembramos el trigo.
Los que escondemos el grito de rabia para no ofender a la tierra.
Vos y yo, los cansados,  pero en silencio, seguimos.
Vos y yo, los que escuchamos al viento trayéndonos un mensaje secreto. Nos dice que aún tenemos tiempo de terminar nuestra canción, la que habla de trabajo y dignidad. Es hora que despertemos y hagamos escuchar nuestra voz. Y así, sin miedos, mientras cantemos, compartamos el pan.  
Vos y yo: el Pueblo.

sábado, 17 de agosto de 2013

Fragmento I - Juan Zorrilla de San Martín (Uruguay).


    Levantaré la losa de una tumba;
    E, internándome en ella,
    Encenderé en el fondo el pensamiento,
    Que alumbrará la sociedad inmensa.

    Dadme una lira y vamos: la de hierro,
    La más pesada y negra;
    Esa, la de apoyarse en las rodillas,
    Y sostenerse con la mano trémula,

    Mientras la azota el viento temeroso
    Que silba en las tormentas,
    Y, al golpe del granizo restallando,
    Sus acordes difunde en las tinieblas;

    La de cantar, sentado entre las ruinas,
    Como el ave agorera;
    La que, arrojada al fondo del abismo,
    Del fondo del abismo nos contesta.

    Al desgranarse las potentes notas
    De sus heridas cuerdas,
    Despertarán los ecos que han dormido
    Sueño de siglos en la oscura huesa;

    Y formarán la estrofa que revele
    Que la muerte, piensa:
    Resurrección de voces extinguidas,
    Extraño acorde que en mi mente suene.

jueves, 15 de agosto de 2013

Elogio del Silencio del poeta argentino Hamlet Lima Quintana.


A veces el silencio
es la palabra justa,
la que enciende las luces,
la que mejor se escucha,
la que place o se sufre
cargada de milenios,
la que otorga hermosura,
la flor del pensamiento.

Es ese momento
de la clara armonía,
de la mejor tristeza,
de la entera alegría.
Es el gran fundamento
que ronda a la grandeza:
tu palabra y la mía
habitan el silencio.

Por eso la palabra
debe ser pronunciada
como una ceremonia
con aire de campanas,
una fiesta del alma,
farol del pensamiento,
porque fue generada
por el mejor silencio.

martes, 13 de agosto de 2013

LA ÓRBITA DEL AGUA - Andrés Eloy Blanco.

 
Vamos a embarcar, amigos,
para el viaje de la gota de agua.
Es una gota, apenas, como el ojo de un pájaro.
Para nosotros no es sino un punto,
una semilla de luz,
una semilla de agua,
la mitad de lágrima de una sonrisa,
pero le cabe el cielo
y sería el naufragio de una hormiga.
Vamos a seguir, amigos,
la órbita de la gota de agua:
De la cresta de una ola
salta, con el vapor de la mañana;
sube a la costa de una nube
insular en el cielo, blanca, como una playa;
viaja hacia el Occidente,
llueve en el pico de una montaña,
abrillanta las hojas,
esmalta los retoños,
rueda en una quebrada,
se sazona en el jugo de las frutas caídas,
brinca en las cataratas,
desemboca en el Río, va corriendo hacia el Este,
corta en dos la sabana,
hace piruetas en los remolinos
y en los anchos remansos se dilata
como la pupila de un gato,
sigue hacia el Este en la marea baja,
llega al mar, a la cresta de su ola
y hemos llegado, amigos... Volveremos mañana.