jueves, 2 de febrero de 2017

MEDITACIÓN GAUCHA de Romildo Risso.

MEDITACIÓN GAUCHA.

La vida es ansina… Como correntada…
El arroyo lleva los troncos po’el medio;
ande hay más hondura, más juerte es el agua:
la vida es lo mesmo!...

las ramitas secas, van cerca’e la orilla-
ande el agua es poca, ande corre menos-
Van tranquilamente, como que caminan
por matar el tiempo.

Entre la resaca, suele hallarse un tronco;
las más de las veces, es porque está güeco;
si acaso está sano, es que pesa poco…
Será un pobre Ceibo…

Vide en ocasiones, a un árbol sanito-
de malo y dañino, arrancarlo el viento,
y hasta lleno’e flores, tirarlo en el río…
Como estando muerto.

Ese, como lleva las ráices muy hondas,
de a ratos se agarra y aflueja más luego;
al fin, poco a poco, las flores, las hojas,
se le van cayendo…

después, se le ruempen las ramas chiquitas
que en la orilla vemos,
y el tronco, pesado, sigue su destino…
siempre por el medio!...

La vida es ansina: nos lleva boyando;
a unos por la orilla, despacio, serenos,
hasta que se quedan en algún remanso
pa’ pudrirse quietos…

Otros, van po’el medio, ande juerte corre,
ande no hay descanso, ande no hay sosiego;
ande el que es más blando, se ruempe a los golpes
y aguanta el que es güeno!...

No hay güelta que darle… Como correntada…
la hondura… la orilla… las ramas… los ceibos…
pa’ unos, floja y suave; pa’ otros juerte y brava…
…La vida es lo mesmo!...